lunes, 28 de septiembre de 2009

Adán y Eva

Este fin de semana he visto una película muy americana en todos los sentidos: un argumento interesante, efectos especiales trabajados, actores de calidad y un final chapucero. La película es “Señales del Futuro”.
El argumento resumido dice así: en un colegio estadounidense de la mitad del siglo XX, los niños dibujan en un papel cómo se imaginan el futuro dentro de cincuenta años. Introducen todos los dibujos dentro de un contenedor metálico y lo entierran con una ceremonia donde el director da indicaciones para ser abierto por el director futuro. Todos los niños dibujan naves espaciales, coches voladores y demás cositas tan típicas de la sociedad americana de aquella época. Todos menos una niña que rellena su papel con una serie de números aprovechando todo el margen que le ofrece su hoja.

Ya en la época actual, después de 50 años de la iniciativa de enterrar los augurios de los niños, abren la peculiar cápsula del tiempo con otra ceremonia muy al estilo americano. El hijo del protagonista, descubre la misteriosa hoja repleta de números sin sentido ni orden y se la enseña a su padre que, como científico y profesor de astrofísica en el prestigioso MIT, empieza a estudiar los números cayendo en la cuenta que son fechas, número de víctimas y lugar. Por poner un ejemplo, la susodicha ristra de números empieza por 911200129734038… (Sep-11-2001/ 2973 víctimas / Lat: 40 / Long: 38)


A partir de ese momento, empieza una trepidante búsqueda de la confirmación de catástrofes ocurridas e indicadas en el papel mediante google, y la investigación de las que todavía no han ocurrido. Al final de la hoja que la niña escribió hacía 50 años, vaticinaba la muerte total de la especie humana a nivel planetario y, como siempre, un lugar. Después de mil y una peripecias, en ese lugar existen unos extraterrestres que se llevan al hijo del protagonista junto con su amiga de la misma edad a un planeta deshabitado para repoblar y empezar de cero una civilización nueva. Los que quedan en la Tierra, mueren a causa de una tormenta solar. Nuestro protagonista muere abrazado (y reconciliado) con su padre, Pastor de una de las múltiples iglesias norteamericanas y con la misma pinta de sinvergüenza como el que veis en la foto.

Decepción, total y absoluta. No soy crítico de cine pero, como espectador medio y amante de la ciencia ficción, el argumento me pareció interesante, aprovechable (yo he hecho una síntesis muy sencilla) pero terriblemente mal terminada y con moralina religiosa al final. El científico inteligente que abraza la fe en el último momento, la alegoría de su hijo como Adán repoblando un nuevo mundo… Pfff, demasiado para mí.

Los Blables están progresando adecuadamente, como dicen en las escuelas últimamente, y salvo catástrofe al estilo americano, el 2009 será el año que vea nacer a mis rechonchas criaturas. Al inicio de la simulación, existe un menú de configuración genética donde el usuario define los primeros individuos. Esto es así tanto para el individuo macho como para la hembra y, después de haber visto la película de antes, he decido llamarlos Adán y Eva en “honor” a los primeros humanos según la mitología cristiana.

Se dice que, cogiendo la Biblia de una forma literal, Adán y Eva no debieron tener ombligo al ser creados y no nacidos. Sí, me gustan estos nombres, no se hable más.

viernes, 25 de septiembre de 2009

El número PI y el Big Mac


Existe un valor que los economistas han usado durante 20 años como indicador económico: el índice BigMac. Se trata de una aplición de la teoría de la PPP (Paridad del Poder de Compra o Purchasing Power Parity) la que nos dice que en un mercado unificado, un producto tendría el mismo precio. Este extraño índice, sirve como indicativo de las diferentes economías de los países y os ofrece una fotografía rápida de la situación de dicho país. Ahora bien, ¿cuál puede ser el índice cultural de las diferentes civilizaciones? Tal vez el número PI pueda ser nuestro índice.

El número PI es la relación entre la longitud de una circunferencia y su diámetro. Se dice que es un número irracional ya que nos ofrece infinitos números decimales. Diferentes civilizaciones han intentado profundizar en su misterio descubriendo sus decimales cada vez con mayor precisión.

Papiro Rhind o de Ahmes (Egipto, 4000 a.C.), uno de los documentos matemáticos más antiguos
3,160494

Tablilla de Susa (Babilonia, 1600 a.C.)
3,125

La Biblia (Reyes-I-7-23, 550 a.C.)
3

Bandhayana (India, 500 a.C.)
3,09

Arquímedes de Siracusa (287-212 a.C.)
Entre 223/71 y 220/70 (3,1408450 - 3,14285714)

Liu Hui (China, 260 d.C.)
3,1416

Tsu Chung Chih (480 d.C.)
Entre 3.145926 y 3.1415927

Al-Khowarizmi (800 d.C.)
3,1416

Bhaskhara, el Sabio (India, siglo XII)
3 + 17/120

Fibonacci (1220 d.C.)
3,141818

Al-Kashi (Persia, 1429)
14 decimales

Franciscus Viete (Francia, 1540-1603, en 1593)
9 decimales

Newton (Inglaterra, 1642-1727, en 1665 d.C.)
16 decimales

William Shanks, matemático inglés, dedico 20 años de su vida a la obtención de 707 decimales de . En 1945 se descubrió que había cometido un error en el decimal 528 y a partir de éste todos los demás eran incorrectos.

Un día llegaron los ordenadores y todo fue mucho más fácil:



Esta es una representación del número PI con los primeros 20.000 decimales:

1415926535 8979323846 2643383279 5028841971 6939937510 5820974944 5923078164 0628620899 8628034825 3421170679 8214808651 3282306647 0938446095 5058223172 5359408128 4811174502 8410270193 8521105559 6446229489 5493038196 4428810975 6659334461 2847564823 3786783165 2712019091 4564856692 3460348610 4543266482 1339360726 0249141273 7245870066 0631558817 4881520920 9628292540 9171536436 7892590360 0113305305 4882046652 1384146951 9415116094 3305727036 5759591953 0921861173 8193261179 3105118548 0744623799 6274956735 1885752724 8912279381 8301194912 9833673362 4406566430 8602139494 6395224737 1907021798 6094370277 0539217176 2931767523 8467481846 7669405132 0005681271 4526356082 7785771342 7577896091 7363717872 1468440901 2249534301 4654958537 1050792279 6892589235 4201995611 2129021960 8640344181 5981362977 4771309960 5187072113 4999999837 2978049951 0597317328 1609631859 5024459455 3469083026 4252230825 3344685035 2619311881 7101000313 7838752886 5875332083 8142061717 7669147303 5982534904 2875546873 1159562863 8823537875 9375195778 1857780532 1712268066 1300192787 6611195909 2164201989 3809525720 1065485863 2788659361 5338182796 8230301952 0353018529 6899577362 2599413891 2497217752 8347913151 5574857242 4541506959 5082953311 6861727855 8890750983 8175463746 4939319255 0604009277 0167113900 9848824012 8583616035 6370766010 4710181942 9555961989 4676783744 9448255379 7747268471 0404753464 6208046684 2590694912 9331367702 8989152104 7521620569 6602405803 8150193511 2533824300 3558764024 7496473263 9141992726 0426992279 6782354781 6360093417 2164121992 4586315030 2861829745 5570674983 8505494588 5869269956 9092721079 7509302955 3211653449 8720275596 0236480665 4991198818 3479775356 6369807426 5425278625 5181841757 4672890977 7727938000 8164706001 6145249192 1732172147 7235014144 1973568548 1613611573 5255213347 5741849468 4385233239 0739414333 4547762416 8625189835 6948556209 9219222184 2725502542 5688767179 0494601653 4668049886 2723279178 6085784383 8279679766 8145410095 3883786360 9506800642 2512520511 7392984896 0841284886 2694560424 1965285022 2106611863 0674427862 2039194945 0471237137 8696095636 4371917287 4677646575 7396241389 0865832645 9958133904 7802759009 9465764078 9512694683 9835259570 9825822620 5224894077 2671947826 8482601476 9909026401 3639443745 5305068203 4962524517 4939965143 1429809190 6592509372 2169646151 5709858387 4105978859 5977297549 8930161753 9284681382 6868386894 2774155991 8559252459 5395943104 9972524680 8459872736 4469584865 3836736222 6260991246 0805124388 4390451244 1365497627 8079771569 1435997700 1296160894 4169486855 5848406353 4220722258 2848864815 8456028506 0168427394 5226746767 8895252138 5225499546 6672782398 6456596116 3548862305 7745649803 5593634568 1743241125 1507606947 9451096596 0940252288 7971089314 5669136867 2287489405 6010150330 8617928680 9208747609 1782493858 9009714909 6759852613 6554978189 3129784821 6829989487 2265880485 7564014270 4775551323 7964145152 3746234364 5428584447 9526586782 1051141354 7357395231 1342716610 2135969536 2314429524 8493718711 0145765403 5902799344 0374200731 0578539062 1983874478 0847848968 3321445713 8687519435 0643021845 3191048481 0053706146 8067491927 8191197939 9520614196 6342875444 0643745123 7181921799 9839101591 9561814675 1426912397 4894090718 6494231961 5679452080 9514655022 5231603881 9301420937 6213785595 6638937787 0830390697 9207734672 2182562599 6615014215 0306803844 7734549202 6054146659 2520149744 2850732518 6660021324 3408819071 0486331734 6496514539 0579626856 1005508106 6587969981 6357473638 4052571459 1028970641 4011097120 6280439039 7595156771 5770042033 7869936007 2305587631 7635942187 3125147120 5329281918 2618612586 7321579198 4148488291 6447060957 5270695722 0917567116 7229109816 9091528017 3506712748 5832228718 3520935396 5725121083 5791513698 8209144421 0067510334 6711031412 6711136990 8658516398 3150197016 5151168517 1437657618 3515565088 4909989859 9823873455 2833163550 7647918535 8932261854 8963213293 3089857064 2046752590 7091548141 6549859461 6371802709 8199430992 4488957571 2828905923 2332609729 9712084433 5732654893 8239119325 9746366730 5836041428 1388303203 8249037589 8524374417 0291327656 1809377344 4030707469 2112019130 2033038019 7621101100 4492932151 6084244485 9637669838 9522868478 3123552658 2131449576 8572624334 4189303968 6426243410 7732269780 2807318915 4411010446 8232527162 0105265227 2111660396 6655730925 4711055785 3763466820 6531098965 2691862056 4769312570 5863566201 8558100729 3606598764 8611791045 3348850346 1136576867 5324944166 8039626579 7877185560 8455296541 2665408530 6143444318 5867697514 5661406800 7002378776 5913440171 2749470420 5622305389 9456131407 1127000407 8547332699 3908145466 4645880797 2708266830 6343285878 5698305235 8089330657 5740679545 7163775254 2021149557 6158140025 0126228594 1302164715 5097925923 0990796547 3761255176 5675135751 7829666454 7791745011 2996148903 0463994713 2962107340 4375189573 5961458901 9389713111 7904297828 5647503203 1986915140 2870808599 0480109412 1472213179 4764777262 2414254854 5403321571 8530614228 8137585043 0633217518 2979866223 7172159160 7716692547 4873898665 4949450114 6540628433 6639379003 9769265672 1463853067 3609657120 9180763832 7166416274 8888007869 2560290228 4721040317 2118608204 1900042296 6171196377 9213375751 1495950156 6049631862 9472654736 4252308177 0367515906 7350235072 8354056704 0386743513 6222247715 8915049530 9844489333 0963408780 7693259939 7805419341 4473774418 4263129860 8099888687 4132604721 5695162396 5864573021 6315981931 9516735381 2974167729 4786724229 2465436680 0980676928 2382806899 6400482435 4037014163 1496589794 0924323789 6907069779 4223625082 2168895738 3798623001 5937764716 5122893578 6015881617 5578297352 3344604281 5126272037 3431465319 7777416031 9906655418 7639792933 4419521541 3418994854 4473456738 3162499341 9131814809 2777710386 3877343177 2075456545 3220777092 1201905166 0962804909 2636019759 8828161332 3166636528 6193266863 3606273567 6303544776 2803504507 7723554710 5859548702 7908143562 4014517180 6246436267 9456127531 8134078330 3362542327 8394497538 2437205835 3114771199 2606381334 6776879695 9703098339 1307710987 0408591337 4641442822 7726346594 7047458784 7787201927 7152807317 6790770715 7213444730 6057007334 9243693113 8350493163 1284042512 1925651798 0694113528 0131470130 4781643788 5185290928 5452011658 3934196562 1349143415 9562586586 5570552690 4965209858 0338507224 2648293972 8584783163 0577775606 8887644624 8246857926 0395352773 4803048029 0058760758 2510474709 1643961362 6760449256 2742042083 2085661190 6254543372 1315359584 5068772460 2901618766 7952406163 4252257719 5429162991 9306455377 9914037340 4328752628 8896399587 9475729174 6426357455 2540790914 5135711136 9410911939 3251910760 2082520261 8798531887 7058429725 9167781314 9699009019 2116971737 2784768472 6860849003 3770242429 1651300500 5168323364 3503895170 2989392233 4517220138 1280696501 1784408745 1960121228 5993716231 3017114448 4640903890 6449544400 6198690754 8516026327 5052983491 8740786680 8818338510 2283345085 0486082503 9302133219 7155184306 3545500766 8282949304 1377655279 3975175461 3953984683 3936383047 4611996653 8581538420 5685338621 8672523340 2830871123 2827892125 0771262946 3229563989 8989358211 6745627010 2183564622 0134967151 8819097303 8119800497 3407239610 3685406643 1939509790 1906996395 5245300545 0580685501 9567302292 1913933918 5680344903 9820595510 0226353536 1920419947 4553859381 0234395544 9597783779 0237421617 2711172364 3435439478 2218185286 2408514006 6604433258 8856986705 4315470696 5747458550 3323233421 0730154594 0516553790 6866273337 9958511562 5784322988 2737231989 8757141595 7811196358 3300594087 3068121602 8764962867 4460477464 9159950549 7374256269 0104903778 1986835938 1465741268 0492564879 8556145372 3478673303 9046883834 3634655379 4986419270 5638729317 4872332083 7601123029 9113679386 2708943879 9362016295 1541337142 4892830722 0126901475 4668476535 7616477379 4675200490 7571555278 1965362132 3926406160 1363581559 0742202020 3187277605 2772190055 6148425551 8792530343 5139844253 2234157623 3610642506 3904975008 6562710953 5919465897 5141310348 2276930624 7435363256 9160781547 8181152843 6679570611 0861533150 4452127473 9245449454 2368288606 1340841486 3776700961 2071512491 4043027253 8607648236 3414334623 5189757664 5216413767 9690314950 1910857598 4423919862 9164219399 4907236234 6468441173 9403265918 4044378051 3338945257 4239950829 6591228508 5558215725 0310712570 1266830240 2929525220 1187267675 6220415420 5161841634 8475651699 9811614101 0029960783 8690929160 3028840026 9104140792 8862150784 2451670908 7000699282 1206604183 7180653556 7252532567 5328612910 4248776182 5829765157 9598470356 2226293486 0034158722 9805349896 5022629174 8788202734 2092222453 3985626476 6914905562 8425039127 5771028402 7998066365 8254889264 8802545661 0172967026 6407655904 2909945681 5065265305 3718294127 0336931378 5178609040 7086671149 6558343434 7693385781 7113864558 7367812301 4587687126 6034891390 9562009939 3610310291 6161528813 8437909904 2317473363 9480457593 1493140529 7634757481 1935670911 0137751721 0080315590 2485309066 9203767192 2033229094 3346768514 2214477379 3937517034 4366199104 0337511173 5471918550 4644902636 5512816228 8244625759 1633303910 7225383742 1821408835 0865739177 1509682887 4782656995 9957449066 1758344137 5223970968 3408005355 9849175417 3818839994 4697486762 6551658276 5848358845 3142775687 9002909517 0283529716 3445621296 4043523117 6006651012 4120065975 5851276178 5838292041 9748442360 8007193045 7618932349 2292796501 9875187212 7267507981 2554709589 0455635792 1221033346 6974992356 3025494780 2490114195 2123828153 0911407907 3860251522 7429958180 7247162591 6685451333 1239480494 7079119153 2673430282 4418604142 6363954800 0448002670 4962482017 9289647669 7583183271 3142517029 6923488962 7668440323 2609275249 6035799646 9256504936 8183609003 2380929345 9588970695 3653494060 3402166544 3755890045 6328822505 4525564056 4482465151 8754711962 1844396582 5337543885 6909411303 1509526179 3780029741 2076651479 3942590298 9695946995 5657612186 5619673378 6236256125 2163208628 6922210327 4889218654 3648022967 8070576561 5144632046 9279068212 0738837781 4233562823 6089632080 6822246801 2248261177 1858963814 0918390367 3672220888 3215137556 0037279839 4004152970 0287830766 7094447456 0134556417 2543709069 7939612257 1429894671 5435784687 8861444581 2314593571 9849225284 7160504922 1242470141 2147805734 5510500801 9086996033 0276347870 8108175450 1193071412 2339086639 3833952942 5786905076 4310063835 1983438934 1596131854 3475464955 6978103829 3097164651 4384070070 7360411237 3599843452 2516105070 2705623526 6012764848 3084076118 3013052793 2054274628 6540360367 4532865105 7065874882 2569815793 6789766974 2205750596 8344086973 5020141020 6723585020 0724522563 2651341055 9240190274 2162484391 4035998953 5394590944 0704691209 1409387001 2645600162 3742880210 9276457931 0657922955 2498872758 4610126483 6999892256 9596881592 0560010165 5256375678 5667227966 1988578279 4848855834 3975187445 4551296563 4434803966 4205579829 3680435220 2770984294 2325330225 7634180703 9476994159 7915945300 6975214829 3366555661 5678736400 5366656416 5473217043 9035213295 4352916941 4599041608 7532018683 7937023488 8689479151 0716378529 0234529244 0773659495 6305100742 1087142613 4974595615 1384987137 5704710178 7957310422 9690666702 1449863746 4595280824 3694457897 7233004876 4765241339 0759204340 1963403911 4732023380 7150952220 1068256342 7471646024 3354400515 2126693249 3419673977 0415956837 5355516673 0273900749 7297363549 6453328886 9844061196 4961627734 4951827369 5588220757 3551766515 8985519098 6665393549 4810688732 0685990754 0792342402 3009259007 0173196036 2254756478 9406475483 4664776041 1463233905 6513433068 4495397907 0903023460 4614709616 9688688501 4083470405 4607429586 9913829668 2468185710 3188790652 8703665083 2431974404 7718556789 3482308943 1068287027 2280973624 8093996270 6074726455 3992539944 2808113736 9433887294 0630792615 9599546262 4629707062 5948455690 3471197299 6409089418 0595343932 5123623550 8134949004 3642785271 3831591256 8989295196 4272875739 4691427253 4366941532 3610045373 0488198551 7065941217 3524625895 4873016760 0298865925 7866285612 4966552353 3829428785 4253404830 8330701653 7228563559 1525347844 5981831341 1290019992 0598135220 5117336585 6407826484 9427644113 7639386692 4803118364 4536985891 7544264739 9882284621 8449008777 6977631279 5722672655 5625962825 4276531830 0134070922 3343657791 6012809317 9401718598 5999338492 3549564005 7099558561 1349802524 9906698423 3017350358 0440811685 5265311709 9570899427 3287092584 8789443646 0050410892 2669178352 5870785951 2983441729 5351953788 5534573742 6085902908 1765155780 3905946408 7350612322 6112009373 1080485485 2635722825 7682034160 5048466277 5045003126 2008007998 0492548534 6941469775 1649327095 0493463938 2432227188 5159740547 0214828971 1177792376 1225788734 7718819682 5462981268 6858170507 4027255026 3329044976 2778944236 2167411918 6269439650 6715157795 8675648239 9391760426 0176338704 5499017614 3641204692 1823707648 8783419689 6861181558 1587360629 3860381017 1215855272 6683008238 3404656475 8804051380 8016336388 7421637140 6435495561 8689641122 8214075330 2655100424 1048967835 2858829024 3670904887 1181909094 9453314421 8287661810 3100735477 0549815968 0772009474 6961343609 2861484941 7850171807 7930681085 4690009445 8995279424 3981392135 0558642219 6483491512 6390128038 3200109773 8680662877 9239718014 6134324457 2640097374 2570073592 1003154150 8936793008 1699805365 2027600727 7496745840 0283624053 4603726341 6554259027 6018348403 0681138185 5105979705 6640075094 2608788573 5796037324 5141467867 0368809880 6097164258 4975951380 6930944940 1515422221 9432913021 7391253835 5915031003 3303251117 4915696917 4502714943 3151558854 0392216409 7229101129 0355218157 6282328318 2342548326 1119128009 2825256190 2052630163 9114772473 3148573910 7775874425 3876117465 7867116941 4776421441 1112635835 5387136101 1023267987 7564102468 2403226483 4641766369 8066378576 8134920453 0224081972 7856471983 9630878154 3221166912 2464159117 7673225326 4335686146 1865452226 8126887268 4459684424 1610785401 6768142080 8850280054 1436131462 3082102594 1737562389 9420757136 2751674573 1891894562 8352570441 3354375857 5342698699 4725470316 5661399199 9682628247 2706413362 2217892390 3176085428 9437339356 1889165125 0424404008 9527198378 7386480584 7268954624 3882343751 7885201439 5600571048 1194988423 9060613695 7342315590 7967034614 9143447886 3604103182 3507365027 7859089757 8272731305 0488939890 0992391350 3373250855 9826558670 8924261242 9473670193 9077271307 0686917092 6462548423 2407485503 6608013604 6689511840 0936686095 4632500214 5852930950 0009071510 5823626729 3264537382 1049387249 9669933942 4685516483 2611341461 1068026744 6637334375 3407642940 2668297386 5220935701 6263846485 2851490362 9320199199 6882851718 3953669134 5222444708 0459239660 2817156551 5656661113 5982311225 0628905854 9145097157 5539002439 3153519090 2107119457 3002438801 7661503527 0862602537 8817975194 7806101371 5004489917 2100222013 3501310601 6391541589 5780371177 9277522597 8742891917 9155224171 8958536168 0594741234 1933984202 1874564925 6443462392 5319531351 0331147639 4911995072 8584306583 6193536932 9699289837 9149419394 0608572486 3968836903 2655643642 1664425760 7914710869 9843157337 4964883529 2769328220 7629472823 8153740996 1545598798 2598910937 1712621828 3025848112 3890119682 2142945766 7580718653 8065064870 2613389282 2994972574 5303328389 6381843944 7707794022 8435988341 0035838542 3897354243 9564755568 4095224844 5541392394 1000162076 9363684677 6413017819 6593799715 5746854194 6334893748 4391297423 9143365936 0410035234 3777065888 6778113949 8616478747 1407932638 5873862473 2889645643 5987746676 3847946650 4074111825 6583788784 5485814896 2961273998 4134427260 8606187245 5452360643 1537101127 4680977870 4464094758 2803487697 5894832824 1239292960 5829486191 9667091895 8089833201 2103184303 4012849511 6203534280 1441276172 8583024355 9830032042 0245120728 7253558119 5840149180 9692533950 7577840006 7465526031 4461670508 2768277222 3534191102 6341631571 4740612385 0425845988 4199076112 8725805911 3935689601 4316682831 7632356732 5417073420 8173322304 6298799280 4908514094 7903688786 8789493054 6955703072 6190095020 7643349335 9106024545 0864536289 3545686295 8531315337 1838682656 1786227363 7169757741 8302398600 6591481616 4049449650 1173213138 9574706208 8474802365 3710311508 9842799275 4426853277 9743113951 4357417221 9759799359 6852522857 4526379628 9612691572 3579866205 7340837576 6873884266 4059909935 0500081337 5432454635 9675048442 3528487470 1443545419 5762584735 6421619813 4073468541 1176688311 8654489377 6979566517 2796623267 1481033864 3913751865 9467300244 3450054499 5399742372 3287124948 3470604406 3471606325 8306498297 9551010954 1836235030 3094530973 3583446283 9476304775 6450150085 0757894954 8931393944 8992161255 2559770143 6858943585 8775263796 2559708167 7643800125 4365023714 1278346792 6101995585 2247172201 7772370041 7808419423 9487254068 0155603599 8390548985 7235467456 4239058585 0216719031 3952629445 5439131663 1345308939 0620467843 8778505423 9390524731 3620129476 9187497519 1011472315 2893267725 3391814660 7300089027 7689631148 1090220972 4520759167 2970078505 8071718638 1054967973 1001678708 5069420709 2232908070 3832634534 5203802786 0990556900 1341371823 6837099194 9516489600 7550493412 6787643674 6384902063 9640197666 8559233565 4639138363 1857456981 4719621084 1080961884 6054560390 3845534372 9141446513 4749407848 8442377217 5154334260 3066988317 6833100113 3108690421 9390310801 4378433415 1370924353 0136776310 8491351615 6422698475 0743032971 6746964066 6531527035 3254671126 6752246055 1199581831 9637637076 1799191920 3579582007 5956053023 4626775794 3936307463 0569010801 1494271410 0939136913 8107258137 8135789400 5599500183 5425118417 2136055727 5221035268 0373572652 7922417373 6057511278 8721819084 4900617801 3889710770 8229310027 9766593583 8758909395 6881485602 6322439372 6562472776 0378908144 5883785501 9702843779 3624078250 5270487581 6470324581 2908783952 3245323789 6029841669 2254896497 1560698119 2186584926 7704039564 8127810217 9913217416 3058105545 9880130048 4562997651 1212415363 7451500563 5070127815 9267142413 4210330156 6165356024 7338078430 2865525722 2753049998 8370153487 9300806260 1809623815 1613669033 4111138653 8510919367 3938352293 4588832255 0887064507 5394739520 4396807906 7086806445 0969865488 0168287434 3786126453 8158342807 5306184548 5903798217 9945996811 5441974253 6344399602 9025100158 8827216474 5006820704 1937615845 4712318346 0072629339 5505482395 5713725684 0232268213 0124767945 2264482091 0235647752 7230820810 6351889915 2692889108 4555711266 0396503439 7896278250 0161101532 3516051965 5904211844 9499077899 9200732947 6905868577 8787209829 0135295661 3978884860 5097860859 5701773129 8155314951 6814671769 5976099421 0036183559 1387778176 9845875810 4466283998 8060061622 9848616935 3373865787 7359833616 1338413385 3684211978 9389001852 9569196780 4554482858 4837011709 6721253533 8758621582 3101331038 7766827211 5726949518 1795897546 9399264219 7915523385 7662316762 7547570354 6994148929 0413018638 6119439196 2838870543 6777432242 7680913236 5449485366 7680000010 6526248547 3055861598 9991401707 6983854831 8875014293 8908995068 5453076511 6803337322 2651756622 0752695179 1442252808 1651716677 6672793035 4851542040 2381746089 2328391703 2754257508 6765511785 9395002793 3895920576 6827896776 4453184040 4185540104 3513483895 3120132637 8369283580 8271937831 2654961745 9970567450 7183320650 3455664403 4490453627 5600112501 8433560736 1222765949 2783937064 7842645676 3388188075 6561216896 0504161139 0390639601 6202215368 4941092605 3876887148 3798955999 9112099164 6464411918 5682770045 7424343402 1672276445 5893301277 8158686952 5069499364 6101756850 6016714535 4315814801 0545886056 4550133203 7586454858 4032402987 1709348091 0556211671 5468484778 0394475697 9804263180 9917564228 0987399876 6973237695 7370158080 6822904599 2123661689 0259627304 3067931653 1149401764 7376938735 1409336183 3216142802 1497633991 8983548487 5625298752 4238730775 5955595546 5196394401 8218409984 1248982623 6737714672 2606163364 3296406335 7281070788 7581640438 1485018841 1431885988 2769449011 9321296827 1588841338 6943468285 9006664080 6314077757 7257056307 2940049294 0302420498 4165654797 3670548558 0445865720 2276378404 6682337985 2827105784 3197535417 9501134727 3625774080 2134768260 4502285157 9795797647 4670228409 9956160156 9108903845 8245026792 6594205550 3958792298 1852648007 0683765041 8365620945 5543461351 3415257006 5974881916 3413595567 1964965403 2187271602 6485930490 3978748958 9066127250 7948282769 3895352175 3621850796 2977851461 8843271922 3223810158 7444505286 6523802253 2843891375 2738458923 8442253547 2653098171 5784478342 1582232702 0690287232 3300538621 6347988509 4695472004 7952311201 5043293226 6282727632 1779088400 8786148022 1475376578 1058197022 2630971749 5072127248 4794781695 7296142365 8595782090 8307332335 6034846531 8730293026 6596450137 1837542889 7557971449 9246540386 8179921389 3469244741 9850973346 2679332107 2686870768 0626399193 6196504409 9542167627 8409146698 5692571507 4315740793 8053239252 3947755744 1591845821 5625181921 5523370960 7483329234 9210345146 2643744980 5596103307 9941453477 8457469999 2128599999 3996122816 1521931488 8769388022 2810830019 8601654941 6542616968 5867883726 0958774567 6182507275 9929508931 8052187292 4610867639 9589161458 5505839727 4209809097 8172932393 0106766386 8240401113 0402470073 5085782872 4627134946 3685318154 6969046696 8693925472 5194139929 1465242385 7762550047 4852954768 1479546700 7050347999 5888676950 1612497228 2040303995 4632788306 9597624936 1510102436 5553522306 9061294938 8599015734 6610237122 3547891129 2547696176 0050479749 2806072126 8039226911 0277722610 2544149221 5765045081 2067717357 1202718024 2968106203 7765788371 6690910941 8074487814 0490755178


Todo esto está muy bien y existe cierta competición para averiguar el mayor número de decimales, no por obtener cálculos más precisos, sino por el prestigio y publicidad tanto de la máquina como del constructor. Incluso existe el día dedicado a la aproximación a PI: el 22 de Julio.

En realidad, esta constante puede emplearse, la mayoría de las veces, con una precisión de sólo una docena de decimales. Con cincuenta decimales se podría describir con precisión la curvatura del Universo con un error más pequeño que el tamaño de un protón.

Ayer no fue 22 de Julio (día de la aproximación a PI) , fue 24 de Septiembre, La Mercè, fiesta mayor de Barcelona, y lo dediqué casi por completo a la programación de los Blables. Anteriormente decidí que la resolución debería ser 800x600 (sVGA) y, en base al tamaño que me ofrece dicha resolución, el valor óptimo de celdas en Lirondo es de 2112. Un número curioso también, ¿verdad?

lunes, 21 de septiembre de 2009

Rest in PC

Te puede caer agua en el teclado y eso tiene solución, se puede parar el ventilador del procesador (ojo con este tema) y enterarte sólo cuando ya empieza a salir humo, te puede saltar la tecla H del teclado y darte en todo el ojo, te puedes quedar lisiado por un uso “incorrecto” de tu portátil pero todo esto, todo todito todo, tiene solución. Todo menos cambiar la resolución de pantalla.

Sí, efectivamente, la resolución de pantalla es lo que más dificultad me ha conllevado por el momento en todo el proyecto Blables. Debería decir, para salvar mi honor de programador expertisísimo, que es una mariconada y que se hace con la punta del ratón, y en parte es cierto, pero también es cierto que me ha consumido cierto tiempo capturar la resolución actual del usario, cambiar a 1024x768 (que es la que uso para el proyecto) y, al salir, devolver al pc la resolución original. Mejor no os lo explico porque hasta yo me he aburrido pero lo que sí que os voy a contar es la historia de la resolución gráfica.

Antes de nada, ¿qué es la resolución de pantalla? Pues no es más que el número de píxeles que puede mostrarse por cada pulgada del monitor. Antes de avanzar, habrá que definir qué es un píxel. No es más que un punto, la unidad mínima de información en un monitor, normalmente cuadrados aunque, dependiendo de la resolución de pantalla, puede ser rectangular. La palabra píxel es el acrónimo de PICture ELement: Pixel) Al igual que un metro podría ser nuestra unidad mínima de medida y el kilómetro es mil veces el metro, el megapíxel es un millón de veces el píxel y , de ahí, que cuantos más megapíxeles tenga tu cámara fotográfica, mejor resolución (o calidad) tendrán tus fotos.

Volviendo a la resolución de pantalla, encontramos multitud de acrónimos a los que tan aficionados son los americanos: CGA, EGA, VGA, sVGA, XGA, WXGA, etc… Por poner un ejemplo, el modo CGA, inventado por IBM en 1981, era capaz de mostrar 16 colores a 640x200 y significaba Color Graphics Adapter. La hiperpopular sVGA (Super Video Graphics Adapter) surgió de un cisma tecnológico creado por IBM en un afán de controlar el mercado y… fracasó. La sVGA ofrecía en su primera versión una resolución de 800x600. Los que usen todavía esta resolución deberán saber que dicha tecnología ya estaba presente en 1987, casi la prehistoria informáticamente hablando.

Una curiosidad fue el Apple Lisa de 1978, un proyecto pensado para revolucionar el entorno informático con GUI (interfaz gráfica de usuario) Esto sería toda una revolución desde el punto de vista visual ya que pretendían inventar lo que conocemos mayoritariamente como Windows en el año 1978! Pero la curiosidad no es esta, lo divertido del caso es el nombre; Lisa es el acrónimo de Let’s Invent Some Acronym (vamos a inventar algún acrónimo) Los informáticos son raros pero nadie puede decir que no sean divertidos.

¡Y creo que son muy divertidos en realidad! Recuerdo un programador que, hace pocos años, recibió el encargo de un importante sello musical para hacer un sudoku que quería distribuir y forrarse, supongo, con el juego de moda. El programador, un cachondo redomado que se transforma en un niño de 10 años cuando coge un teclado, programó el juego para que, con una resolución de pantalla concreta, un idioma concreto (inglés) y escribiendo tres números 5 en cada una de las esquinas (eso no tendría sentido en un sudoku), al escribir el último cinco en la última esquina te salía un mensaje en la pantalla por una pequeña fracción de segundo “POR EL CULO TE LA HINCO!”. Me reí mucho, creo que ese programador tenía la ínfima esperanza que alguien, algún día, viese ese mensaje oculto (o huevo de pascua) en su modesto programa.

Pero para divertido y oculto a la vez, es la imaginación de los diseñadores de chips. No averiguaríais nunca lo que estos colgados de la ingeniería más puntera de la nanocompresión de chips son capaces de hacer. ¿Lo imaginas? Pues nada más y nada menos que hacer dibujitos con sus sofisticadas máquinas a escala muy muy pequeñas. Mira y ríe:

A este se le conoce como El Velero, de 1970, encontrado en un chip del fabricante Texas Instruments. Es el ejemplo más antiguo encontrado.



Esta imagen de Wally fue el primero encontrado en Silicon Zoo.



Algunos dejan mensajes entre enigmáticos y divertidos. Sin duda un ejercicio de paciencia infinito! Se puede leer “Keep away from fire” (aléjese del fuego), “Not for resale” (no apto para la reventa) o “No purchase necessary” (compra no necesaria).



Este es un video que encontré en youtube en relación a este tipo de arte que me fascina por su dificultad y por el extraordinario sentido del humor que hay que tener para llevarlo a cabo:



A pesar de mi aburrido fin de semana programando un cambio de resolución, la informática está hecha para gente divertida, ingeniosa, con ganas de pasarlo bien. ¿Cómo explicaríamos la genial frase de Enzo Torresi: “La razón por la que Dios pudo crear el universo en seis días es que no tuvo que preocuparse de hacerlo compatible con la versión anterior”? Genial este Enzo.

Otro cachondo muy conocido dentro del mundo de la tecnología fue Gordon Moore. Este pájaro soltó en 1965 que los procesadores duplicarían su potencia y capacidad cada 18 meses, ¡y se ha cumplido desde entonces! Ahora es conocida de manera más seria (y usada en powerpoints para altos ejecutivos) como la Ley de Moore. Lo más asombroso de la predicción es que el chip de silicio, base de los microprocesadores, fue inventado en 1958, un poco después de que el presidente de IBM, Thomas Watson, dijese que, dada la complejidad y coste de un ordenador “no hay mercado en el mundo para unos cinco ordenadores como mucho”.

Esto es lo encantador del ser humano, su capacidad de ingenio y las ganas de divertirse aun siendo un maldito ingeniero de circuitería integrada (¿puede haber en el mundo un trabajo más aburrido?) El cerebro humano es irrepetible aunque alguna vez he escuchado que “los ordenadores llegarán a dominar el mundo” o cosas como que “la inteligencia artificial está en contra de Dios” y sandeces por el estilo.
Pequeño saltamontes, una neurona tarda en excitarse del orden de un milisegundo, mientras que los circuitos electrónicos más rápidos tardan un tiempo de un orden cercano al picosegundo. Esto implica que los ordenadores procesan la información más rápidamente de modo general. Determinadas tareas son, hoy día, imposibles de efectuar por los ordenadores o, al menos, estos son más lentos que el hombre (procesamiento de información visual, aprendizaje...). La razón de la velocidad de nuestro cerebro en esas acciones no estriba en la velocidad de las neuronas sino en la complejidad de su diseño, muy superior al ordenador más potente que se pueda fabricar hoy día.

Esto es así hasta que yo termine el sistema neuronal del Blable! Manel Dixit.

jueves, 17 de septiembre de 2009

La Gran Mentira


En vacaciones, el calor adormece y ralentiza los procesos del cuerpo humano y tal vez esa ha sido la principal causa del paréntesis que ha habido en este blog donde hablo de la evolución, de biología y, por supuesto de los Blables, protagonistas de mi proyecto informático donde pretendo simular un ecosistema sencillo pero fascinante en mi opinión. Por cierto, el letargo veraniego no es aplicable a los gatos; mi compañero de piso Pippo ha mostrado la misma vagancia que en invierno.

No he avanzado en la programación ni he descubierto noticia alguna de interés biológico (estoy deseando leer en alguna revista de prestigio el titular “Se presenta el primer tunicado a la presidencia de la República de Xanadú”) así que os contaré una historia que me ha impresionado durante casi todo el verano. No soy el autor de la investigación (ha sido extraida de Zeigheist) pero he disfrutado mucho siguiendo los pasos, buscando pistas (a veces en Wikipedia, por qué no?) y otras veces hablando con algunos amigos que guardan cierta relación con la historia que os pienso contar: La Religión. Ponte cómodo, prometo diversión, intriga y un emocionante descubrimiento.

MENTIRAS


Todo el mundo sabe qué es una mentira pero, ¿cuál es la mayor mentira del mundo? ¿Cuál es el record mundial, la mentira más gorda imaginable, la campeona? Imagina una gran mentira y esa quedará pequeña ante la enorme mentira de la religión. Piénsalo, la religión ha convencido a los hombres y las mujeres de que existe un señor invisible viviendo en los cielos ¿? Un señor que observa todo lo que haces en todo momento todos los días ¿? Ese señor invisible tiene una lista especial de cosas que no quiere que hagas y, si haces alguna de estas cosas de su lista, tiene un sitio especial, lleno de fuego, torturas, personas que se queman por la eternidad, un lugar de sufrimiento, dolor y tortura por antonomasia donde te enviará para que sufras, para que te quemes, para que grites y llores por siempre hasta el final de los tiempos!!... pero te ama.
Sí, te ama y necesita tu dinero; siempre necesita dinero! Es todopoderoso, lo sabe todo y lo controla todo pero por alguna razón no sabe manejar el dinero. Las instituciones religiosas amasan miles de millones, no pagan impuestos pero siempre necesitan un poco más. Bendita mierda!
Tenemos un número enorme de personas que invierten toda su vida al estudio para investigar basándose en datos y hechos comprobables, en hacernos la vida mejor, más saludable, en ampliar nuestros conocimientos siempre contrastando sus experimentos y los resultados de los mismos con la premisa de encontrar la verdad bajo criterios escrupulosos y exhaustivo análisis… y todavía el 87% de la población mundial sigue dando su dinero preferentemente a ese señor invisible y a sus reglas/mandamientos.

EL SOL

El Sol, desde hace 10.000 años antes de Cristo, ha sido objeto de esculturas y escrituras que reflejan el respeto y admiración de los humanos por este objeto. Es fácil entender por qué dado que todas las mañanas el sol sale imponente por el horizonte, trae la luz, el calor, la seguridad, salvando al hombre del frío y de las tinieblas repletitas de peligros. Sin él, las antiguas culturas entendieron que las cosechas no crecerían y que el mundo no sobreviviría. Estas realidades han hecho del Sol el objeto más adorado de todos los tiempos.

Del mismo modo, también fueron conscientes de las estrellas y su estudio les permitió conocer y anticipar acontecimientos sobre largos periodos de tiempo como, por ejemplo, las fases lunares. Catalogaron grupos celestes que hoy conocemos como constelaciones. La mayoría de estrellas visibles aún conservan sus nombres originales en árabe que fue en su momento una de las culturas que más interés mostró en estos objetos celestes.

La imagen que veis a un lado es la cruz del zodiaco, una de las imágenes conceptuales más antiguas en la historia humana y representa el transcurso figurativo del Sol por las doce constelaciones mayores en el transcurso de un año. También muestra los 12 meses del año, las cuatro estaciones, los solsticios y los equinoccios. El término zodiaco se debe al hecho de que las constelaciones fueron antropomorfizadas o personalizadas como figuras o animales. En otras palabras, las antiguas civilizaciones no se limitaron a seguir el Sol y las estrellas, personificaron con mitos elaborados que reflejaron sus movimientos y relaciones. El Sol, con sus cualidades de portador de vida y salvador de la misma fue representado como el enviado del invisible creador o Dios; también conocido como Dios Sol, la luz del mundo, el salvador de la humanidad. Del mismo modo, las 12 constelaciones representaron los lugares que el Dios Sol visitó y fueron identificados por nombres, generalmente representando elementos de la naturaleza que ocurren durante aquel periodo del año. Por ejemplo, Acuario, el portador de agua, que traía las lluvias primaverales.

HORUS

Horus (3000 antes de Cristo) es el Dios Sol del antiguo Egipto. Es el Sol antropomorfizado y su vida, como una serie de alegorías mitológicas, tienen que ver con sus movimientos en el cielo. Gracias a los antiguos jeroglíficos egipcios, sabemos mucho sobre este mesías solar. Por ejemplo, Horus, significando El Sol o La Luz, tuvo a un enemigo conocido como Set, la personificación de la oscuridad o la noche. Metafóricamente hablando, cada mañana Horus ganaba la batalla a Set, mientras que por la tarde Set vencía a Horus mandándolo a lo que llamaban el Mundo Subterráneo. Es curioso notar como “oscuridad contra luz” o “lo bueno contra lo malo”, siempre ha sido una de las dualidades mitológicas más conocidas y difundidas hoy en día de muchos modos.
De forma simplificada, la historia de Horus (3000 AC) es la siguiente: Horus nació el 25 de Diciembre de la virgen Isis María, su nacimiento fue acompañado por una estrella del Este, tres reyes la siguieron para encontrar y adorar al nuevo salvador. A la edad de 12 años fue un niño prodigio siendo maestro y a los 30 años fue bautizado por un personaje conocido como Anup dando así comienzo a su ministerio. Horus tuvo 12 seguidores que viajaron con él haciendo milagros como curar a los enfermos y caminar sobre el agua. Horus fue conocido por nombres como La Verdad, La Luz, El Sagrado Hijo de Dios, El Buen Pastor, El Cordero de Dios y muchos otros. Después de haber sido traicionado por Typhon, Horus fue crucificado, enterrado por 3 días y después resucitó.

Estos atributos de Horus, originales o no, parecen haber impregnado en muchas culturas en el mundo ya que aparecen en muchas otras divinidades generalmente con la misma estructura mitológica:

Attis de Phyrigia (1200 AC), nacido de la virgen Nana el 25 de Diciembre, crucificado y resucitado después de 3 días.
Krishna de la India (900 AC), nacido de la virgen Devaki, una estrella del Este señaló su llegada, hizo milagros con sus discípulos y a su muerte fue resucitado.
Dionisio de Grecia (500 AC), nacido de una virgen el 25 de Diciembre, fue un maestro viajero que hacía milagros como transformar el agua en vino. Fue llamado “Rey de Reyes”, “El Único Hijo de Dios”, “El Alfa y El Omega” y a su muerte fue resucitado.
Mithra de Siria (1200 AC), nacido por una virgen el 25 de Diciembre, tuvo 12 discípulos e hizo milagros. Tres días después de su muerte resucitó. También fue conocido como “La Verdad”, “La Luz” y muchos otros. Es interesante que el día sagrado dedicado a Mithra fuese el domingo.

La evidencia es que han habido numerosos salvadores en diferentes periodos en todo el mundo que tienen las mismas características. Y yo me pregunto, ¿por qué esas características?, ¿por qué todos nacidos de una virgen el 25 de Diciembre? ¿Por qué todos mueren y resucitan invariablemente después de 3 días? ¿Por qué todos 12 discípulos?

Buda Sakia (India)
Salivahana (Bermudas)
Odin (Escandinavia)
Chrishna (Indostán)
Bali (Afganistán)
Jao (Nepal)
Deva Tat (Siam)
Beddru (Japón)
Thor, hijo de Odín (Galia)
Gentaut (Mexico)
Ischy (Islas Formosas)
Fohi y Tien (China)
Prometeo (Caucaso)

Para descubrir las respuestas a estas preguntas deberemos echar un ojo al más reciente de todos ellos, el más “moderno” de los Mesías solares:
Jesucristo.



Nacido de la virgen María el 25 de Diciembre en Belén, anunciado por una estrella del Este que tres reyes siguieron para encontrar y adorar al salvador. Fue un niño-maestro a los 12 años, a los 30 fue bautizado por Juan Bautista y así empezó su ministerio. Jesús tuvo 12 discípulos con los que viajó haciendo milagros como curar a los enfermos, caminar sobre el agua, despertar a los muertos y fue conocido como “Rey de Reyes”, “El Hijo de Dios”, “La Luz del Mundo”, “El Alfa y Omega”, “El Cordero de Dios” y muchos muchos otros. Después de haber sido traicionado por su discípulo Judas fue crucificado, metido en una tumba y después de 3 días resucitó. Antes de nada, la secuencia del nacimiento es completamente astrológica.

ASTRONOMÍA - ASTROLOGÍA

La estella del Este es Sirio, la estrella más brillante del cielo nocturno. El 24 de Diciembre se alinea con las tres más brillantes del Cinturón de Orión. Estas tres estrellas son todavía hoy conocidas como Los Tres Reyes. Los Tres Reyes y la estrella más luminosa, Sirio, todas apuntan al lugar en el que el Sol sale el 25 de Diciembre. Esto es porque los Tres Reyes “siguen” la estrella del Este con el objetivo de encontrar el lugar del Sol naciente, el nacimiento del Sol. La vigen María es la constelación de Virgo. Virgo en latín significa virgen y el antiguo símbolo de Virgo es la “M” modificada. Esta es la razón por la que María, junto a las otras madres vírgenes (como Myrra de Adonis o Maya la madre de Buda) empiezan por “M”. Virgo es a veces llamada “La Casa de Pan” y la representación es una virgen con un haz de trigo y representan Agosto y Septiembre, el tiempo de las cosechas (esto me lo han recordado muchas veces mis abuelos) Belén, además, se traduce literalmente como casa de pan. Belén (Bethlehem) es por tanto una referencia a la constelación de Virgo, un lugar en el cielo, no en la Tierra.

Hay otro fenómeno interesante que ocurre el 25 de Diciembre; el solsticio invernal. A medida que nos acercamos al solsticio, los días se hacen cada vez más cortos y fríos. Desde la perspectiva del hemisferio norte, el Sol parece moverse hacia el Sur haciéndose cada vez más pequeño, Al acortarse los días y el fin de las cosechas, nuestros antepasados lo simbolizaron como el proceso de la muerte; era la muerte del Sol. Antes del 22 de Diciembre, la muerte del Sol es observada completamente y puesto que el Sol se mueve invariablemente hacia el Sur durante 6 meses, también es el día en el que se encuentra más bajo en el cielo.

Es ahora cuando ocurre una cosa extraña: el Sol para de moverse hacia el Sur, al menos por lo que visualmente se puede percibir, por 3 días. Durante estos tres días de pausa (22, 23 y 24 de Diciembre) el Sol reside en la posición de la constelación de la Cruz del Sur. Acto seguido, el 25 de Diciembre, el Sol se mueve 1 grado, esta vez hacia el Norte, trayendo consigo días más largos, el calor y la primavera. Por tanto, se dice que el Sol muere en la cruz, permanece por tres días y resucita. Esta es la razón por la que Jesús y numerosos dioses del Sol, comparten crucifixión, la muerte de 3 días y el concepto de resurrección. Es el periodo en el que el Sol cambia de dirección hacia el hemisferio Norte del planeta, llevando la primavera y, en consecuencia, la salvación.
En todo caso, nuestros ancestros no celebraron la resurrección del Sol hasta el equinoccio de primavera o Pascua. Esto es debido al hecho de que en el equinoccio de primavera oficialmente se derrota a las fuerzas de las tinieblas y el día se convierte más largo en duración que la noche y con ello las condiciones revitalizantes de la primavera surgen.
Pues bien, probablemente lo más obvio de todo sobre el simbolismo astrológico alrededor de Jesús, concierne a los 12 discípulos. Son sencillamente las 12 constelaciones del zodiaco, con lo que Jesús, siendo el Sol, viaja acompañado de ellas. De hecho, el número 12 es muchas veces repetido en toda la Biblia:

12 Tribus de Israel
12 hermanos de José
12 jueces de Israel
12 grandes Patriarcas
12 reyes de Israel
12 príncipes de Israel
Jesus en el templo a los 12 años


La Biblia, tiene mucho más que ver con astrología que cualquier otra cosa.

LA CRUZ DEL ZODIACO

Volviendo a la cruz del zodiaco o la vida figurativa del Sol, no fue más que una expresión artística o un instrumento para trazar los movimientos del Sol. También fue un símbolo espiritual pagano cuya simplificación es la imagen de la cruz con el círculo que la rodea.



Este no es un símbolo cristiano, es la adaptación pagana de la cruz del zodiaco. Es por esto que Jesús, en el temprano arte oculto es mostrado siempre con su cabeza sobre la cruz. Jesús es el Sol, el dios Sol, la Luz del Mundo, el Salvador Levantado,




“As long as I am in the World, I am the light of the World.” – Juan 9:5
“and go quickly, and tell is disciples that He is risen from the death” – Mateo 28:6
“and if you go and prepare a place for you, I will come again, and receive you” – Juan 14:3
“To give to the light of knowledge of the glory of God” – Cor 4:6
“Let us cast off the works of darkness and let us put on the armor of light” – Rom 13:12
“Verily, I say unto thee, except a man be born again, he cannot see the kingdom – Juan 3:3

La gloria de Dios que proteje contra las obras de la oscuridad, cuando es “Nacido otra vez” todas las mañanas y puede ser visto “venir en las nubes”, en el cielo, con su “corona de espinas” o los rayos del Sol.

ERAS - EDADES

De las muchas metáforas astrológicas/astronómicas en la Biblia, una de las más importantes tiene que ver con las Épocas (Eras o Edades – Age en inglés)

“I am with you always to the very end of the Age” – Mateo 28:20
“Either in this Age or the Age to come” – Mateo 12:32
“The harvest is the end of the Age” – Mateo 13:39
“Sign of your coming and the end of the Age” – Mateo 24:30
“In this Age and the Age to come” – Lucas 18:30
“Wise by the standards of this Age” – Corintians 3
“On whom the forfillment of the Ages has come” – Corintians 10
“Not only in the present Age but the Age to come” – Ef. 21
“And the powers of the coming Age” – Heb. 6
“He has appeared once and for all the end of the Ages” – Heb. 9
“King of the Ages” – Rev. 15
“of the former Age” – Job 8:8

A través de las escrituras, hay numerosas referencias a las Eras. Para comprender esto, deberemos estar familiarizados el un fenómeno astronómico conocido como la precesión de los equinoccios. Los antiguos egipcios, junto con culturas mucho más antiguas, reconocieron que aproximadamente cada 2.150 años el amanecer de la mañana del equinoccio ocurre en un signo diferente del zodiaco. Esto tiene que ver con un lento bamboleo que mantiene la Tierra al rotar sobre su eje llamado precesión porque las constelaciones se van retrasando en vez de atravesar el ciclo anual normal. La cantidad de tiempo que necesita la precesión para pasar por los 12 signos es aproximadamente 25.765 años. Esto es llamado también “El Gran Año” y las sociedades antiguas eran conscientes de ello. Hicieron referencia a cada periodo de 2.150 años como Era.

Precesión del equinoccio
Ciclo completo = 26.000 años
Era = 2.150 años


De 4.300 AC a 2.150 AC fue la Era de Tauro, el toro. De 2.150 AC a 1 después de Cristo fue la Era de Aries, el carnero, y de 1 DC a 2.150 DC es la Era de Piscis, la era en la que estamos todavía hasta el día de hoy. Alrededor del 2.150 DC y hasta el 4.300 DC entraremos en la nueva Era, la Era de Acuario.

Ahora bien, la Biblia refleja, hablando en general, un movimiento simbólico a través de tres Eras y se anuncia una cuarta. En el Viajo Testamento, cuando Moisés desciende del monte Sinaí con los 10 mandamientos, está muy contrariado de ver a sus gentes venerar un ternero dorado. De hecho, hizo añicos las tablillas de piedra y ordenó a sus gentes que se mataran para purificarse.

“Go in and out from gate to gate ans slay every man his brother, and every man his companion, and every man his neighbor” – Éxodo 32

La mayoría de eruditos bíblicos atribuirían esta cólera al hecho de que los israelitas estaban venerando a un ídolo desleal o algo por el estilo. La realidad es que el toro dorado es Tauro y Moisés representa la nueva Era de Aries con el carnero. Esta es la razón por la que los judíos incluso todavía hoy soplan el cuerno del carnero. Moisés representa la nueva edad de Aries y sobre la nueva Edad, todos deben liberarse de la antigua. Otras deidades marcan estas transiciones de mismo modo, como Mithra. Existen otros dioses contemporáneos representados matando un toro con la misma simbología.

Ahora Jesús es la figura que nos conduce a la siguiente Era de Aries; la Era de Piscis (o los dos peces) El simbolismo del pez es muy abundante en el Nuevo Testamento: cuando Jesús alimenta a 5.000 personas con pan y dos peces (Mateo 14:17) Cuando empieza su reinado caminando a lo largo de Galilea, se hace amigo de dos pescadores que lo siguen. Y creo que todos recordaremos haber visto alguna vez el “pez-Jesús” en la parte trasera de algún coche aunque tal vez pocos sepan su significado y relación con el movimiento astronómico de precesión de los equinoccios. Es un símbolo astrológico pagano para el reino del Sol durante la Era de Piscis.
La presunta fecha del nacimiento de Jesús es esencialmente el inicio de esa nueva Era. En Lucas 22:10, cuando Jesús es cuestionado por sus discípulos acerca de dónde sería la siguiente pascua después de su partida, Jesús responde: “Mirad, cuando estéis entrando en la ciudad, allí estará esperándote un hombre con un cántaro de agua. Síganlo hasta la casa en donde entre”. Esta sagrada escritura es con mucho una de las más reveladoras de todas las referencias astrológicas. El hombre del cántaro es Acuario, el portador de agua, descrito gráficamente como un hombre que vierte agua de un cántaro. Representa la Era después de Piscis y cuando el Sol, el Dios Sol, deja la Era de Piscis (Jesús), entrará en la casa de Acuario. Todo lo que está diciendo Jesús es que después de la Era de Piscis vendrá la Era de Acuario.
Todos hemos oído hablar del final de los tiempos y del fin del mundo. Aparte de las representaciones de los ilustradores en el libro de la revelación, la fuente principal de esta idea es Mateo 28:20 donde Jesús dice “Estaré contigo incluso hasta el final del mundo”. Sin embargo, en la traducción King James, “mundo” es una mala traducción entre muchas malas traducciones (¿habéis comparado alguna vez la Biblia de un Testigo de Jehová y una que no lo sea?) La palabra que en realidad se está usando es “Aeon”, que significa Edad; “Estaré contigo hasta el final de la Era (o Edad) Lo cual es cierto, pues la personificación solar de Piscis de Jesús terminará cuando el Sol entre en la Era de Acuario.


EL FIN DEL MUNDO

En su total concepto del fin de los tiempos y del fin del mundo, es en realidad una alegoría astrológica malinterpretada. Sólo en EEUU al menos 100 millones de personas creen que el final del mundo está por llegar. Los Testigos de Jehová fundamentan sus pilares ideológicos precisamente en esta idea y, en su “alegre” traducción de las sagradas escrituras, Era es traducida como Mundo. El símbolo de Jesús, además de ser un híbrido literario y astrológico, es más explícitamente un plagio del Dios Sol egipcio Horus. Por ejemplo, grabado hace aproximadamente 3.500 años (1.500 años antes del nacimiento de Jesús) en las paredes del templo de Luxor en Egipto, se describe con imágenes la proclamación, la inmacualada concepción, el nacimiento y la adoración de Horus. La idea del “nacimiento milagroso” es 15 siglos anterior al cristianismo. Las imágenes comienzan con el pensamiento de la anunciación que la virgen Isis concebirá a Horus. Luego, Nef, el fantasma sagrado deja preñada a la virgen y luego el nacimiento y la adoración. Esta es exactamente la historia de la concepción milagrosa de Jesús. De hecho, las similitudes entre la religión egipcia y la cristiana son tantas que prácticamente no hay diferencias. No las escribiré todas aquí, sin duda, pero algunas que me han llamado la atención, por ni siquiera cambiar los nombres, son:

Seb, el padre de Horus, era carpintero – José, el padre de Jesús, era carpintero
Petar fue el revelador de Horus – Pedro, el revelador de Cristo
Y el plagio continúa, el concepto de una gran inundación es común en todo el mundo antiguo con más de 200 diversas citas en diversos periodos y épocas. Sin embargo, uno no necesita mirar más lejos el origen del pre-cristianismo que la epopeya de Gilgamesh, escrita el 2.600 antes de Cristo.

Esta historia habla de una gran inundación ordenada por Dios, un arca con animales salvados e incluso el envío y regreso de una paloma entre otras muchas semejanzas.

Inundación de Gilgamesh
Global
A causa de los pecados humanos
Enviada por los dioses
Orden de construir un arca
Una sola puerta en el navío
Al menos una ventana.
Los pasajeros humanos eran familia.
Todos los tipos de animales de la Tierra.
La causa fueron unas fuertes lluvias
Soltar aves para encontrar Tierra
El amerizaje del arca fue en unas montañas
Sacrificio después de la inundación
Etc…


También encontramos la historia plagiada de Moisés. Sobre el nacimiento de Moisés, se dice que fue puesto en una canastilla de caramillo a la deriva en un río para evitar el infanticidio. Fue rescatado por la hija de un rey y criado por ella como un príncipe. Esta historia del bebé en la canasta fue sacada directamente del mito de Sargon de Akkad alrededor del año 2.250 antes de Cristo que coincide exactamente con lo anteriormente dicho. Además, Moisés es conocido como el donante de la ley, de los 10 mandamientos , la Ley Mosaica. Sin embargo, la idea de una ley que es traspasada por Dios a un profeta sobre una montaña es también un mito muy antiguo. Moisés es sólo un donante de la ley en una larga línea de donantes de ley en la historia mitológica. En India, Manou; en Creta, Minos subió al monte Dicta donde Zeus le dio las leyes sagradas y en Egipto tenían a Mises, quién llevó tablas de piedra sobre las cuales fueron escritas las leyes de Dios. Manou, Minos, Mises… Moisés.

Hasta los 10 mandamientos son tomados sin rubor del hechizo 125 del libro egipcio de los muertos. Lo que el libro de los muertos egipcio expresó era “No he robado” y se convirtió en “No robarás”, “No he matado” en “No matarás”, “No he mentido” en “No levantarás falso testimonio”, etcétera. A decir verdad, la religión egipcia es probablemente la base fundamental de los principios de la teología judeo-cristiana; bautismo, vida después de la muerte, el juico final, el alumbramiento virginal, la resurrección, la crucifixión, el arca de la alianza, la circuncisión, los salvadores, la sagrada comunión, la gran inundación, la pascua, la navidad y muchos más, son todos conceptos de la religión egipcia antigua. Preceden al Cristianismo y al Judaísmo hace mucho tiempo.

San Justino (100-165 DC), uno de los primeros historiadores y defensor del cristianismo, escribió: “Cuando decimos que Él, Jesús Cristo, nuestro maestro, fue concebido sin la unión sexual, fue crucificado, murió y se levantó otra vez, y subió a los cielos, no exponemos nada diferente de lo que usted cree referente a los que usted estima, los Hijos de Júpiter”. En un escrito diferente, San Justino dijo: “Era nacido de una virgen, acepte esto en común con lo que cree de Perseo”. Es obvio que Justino y los otros primeros cristianos conocían lo similar era el cristianismo con las religiones paganas. Sin embargo, Justino tenía una solución; en lo que a él se refería, fue el Diablo quien lo hizo (toma ya) El Diablo tenía la previsión de anteponerse a Cristo y creó esas características en el mundo pagano.


REALIDAD CIENTÍFICA HISTÓRICA


Cristianismo fundamentalista; fascinante! Los cristianos creen que el mundo tiene 12.000 años, ¡lo juro por Dios! Seguro que conoces a alguno, pregúntale ¿aceptas los fósiles de los dinosaurios? La respuesta estándar es “Dios los puso ahí para probar nuestra fe”. Sin duda, algún Dios puso a los cristianos en este mundo para probar mi propia fe.

La Biblia no es más que un libro híbrido de literatura astro-teológica como casi todos los mitos antes que ella. Realmente, el aspecto de transferencia de un atributo de carácter a un nuevo carácter se puede encontrar dentro del mismo libro. En el Viejo Testamento esta es la historia de José; era un prototipo para Jesús, nació de un parto milagroso (Jesús nació de un parto milagroso), tenía doce hermanos (Jesús tuvo 12 discípulos), José fue vendido por 20 piezas de plata (Jesús lo fue por 30), el hermano Judah sugiere la venta de José (Judas vendió a Jesús), José empezó su trabajo a los 30 (Jesús empezó su reinado a los 30) y las similitudes siguen y siguen.

Siendo realistas, ¿existe alguna evidencia histórica de que un hombre llamado Jesús, hijo de María, que viajó con 12 seguidores curando a las personas y cosas por el estilo? Hay numerosos historiadores (24 en total) que vivieron en los alrededores del Mediterráneo ya sea durante o poco después de la presunta vida de Jesús. ¿Cuántos de estos historiadores documentan esta figura? Ninguno.

Plutarco (46 DC - 119 DC)
Séneca (4 DC – 65 DC)
Justo de Tiberia (¿? - 80 DC)
Petronio (¿? – 66 DC)
Y hasta 24 historiadores con credibilidad y una infinidad que carecen de la misma sin hacer referencia alguna.

Sin embargo y para ser justos, eso no quiere decir que los defensores del histórico Jesús no hayan intentado lo contrario. Se alude a cuatro historiadores para justificar la existencia de Jesús; Plini el joven, Suetonius y Tacitus son los primeros tres. Cada una de sus alusiones a Jesús constan de solamente algunas frases, en el mejor de los casos hacen referencia a los Cristos o al Cristo que, a decir verdad, no era un nombre, era un título o adjetivo y significaba “el ungido”. El cuarto origen es Josephus y esta fuente ha sido demostrada ser una falsificación durante cientos de años. Lamentablemente, todavía hoy es tomada como verdadera.

Amo a vé, un señor que resucitó de entre los muertos y ascendió a los cielos para que todo el mundo lo contemplase y que realizó muchos milagros, debería haber logrado entrar en los registros históricos. No lo hizo porque los historiadores actuales (que son científicos en definitiva) sopesan las evidencias y encuentran que hay altas probabilidades de que la figura conocida como Jesús ni siquiera existió.

“La religión Cristiana es una parodia de la adoración al Sol, en la cual pusieron a un hombre llamado Cristo en el lugar del astro y le ofrecieron la adoración originalmente pagada al Sol” – Thomas Paine (1737 – 1809)



MANIPULACIÓN Y CONTROL

Siendo académicamente correctos en lo que entendemos y en lo que sabemos que es cierto, el Cristianismo apenas se basa en la verdad. Descubrimos como el Cristianismo fue nada más que una historia romana políticamente desarrollada. Jesús era la deidad solar de la secta Gnóstica Cristiana, de la misma manera que otros dioses paganos, era una figura mítica. Fueron las instituciones políticas las que crearon la figura histórica de Cristo para obtener un control de la sociedad. En el 325 DC en Roma, el emperador Constantino convocó el consejo de Nicea. Fue durante esta reunión que las doctrinas cristianas políticamente motivadas fueron establecidas y empezó una larga historia de derramamiento de sangre y fraude espiritual. Durante los siguientes 1.600 años, el Vaticano mantuvo un férreo dominio político en toda Europa, conduciendo a la humanidad a unos períodos “felices” como la edad oscura y al mismo tiempo sucesos “instructivos” como las cruzadas y la inquisición. La cristiandad, junto con todos los demás sistemas teístas basados en creencias, es el fraude de la Era. Respalda la sumisión ciega a la autoridad, reduce la responsabilidad humana al hecho de que Dios lo controla todo y crímenes horribles pueden ser justificados en nombre de la voluntad divina. Y lo más importante, otorga poder a aquellos que saben la verdad pero usan el mito para manipular y controlar sociedades.

“La religión nunca podrá reformar a la humanidad porque religión es esclavitud” – Robert G. Ingersoll (1833 – 1899)

No es tema de debate para los creyentes que algunos tengamos el mal gusto de cuestionar la veracidad de las creencias. Los guardianes de la fe no entran en debates, ignoran o denuncian de blasfemo al que lo cuestione y se quedan tan anchos. Los amables, educados y siempre impecablemente vestidos Testigos de Jehová, son mucho más agresivos con este tipo de acciones de desprecio y mirar a otro lado. Sí, la palabra es agresivos y su definición es el mito dentro del mito con un trasfondo pura y únicamente económico detrás de todo su montaje y sus manipuladas traducciones de las Santas Escrituras. La próxima vez que te encuentres con un Testigo de Jehová en la puerta de tu casa y te quiera hablar de la Biblia, pídele cortésmente que te permita verla (siempre llevan una encima) y pregúntale por qué en su “Biblia” no pone “Biblia” en la portada. Sea cual sea su respuesta (que la tienen prefabricada de antemano y te darás cuenta por la rapidez de respuesta y desenvoltura) debes saber que no pone Biblia porque su traducción no ha sido aceptada por las instituciones pertinentes por ser inexacta y manipulada. Pregúntale luego cuánto cuesta ser Testigo de Jehová. De nuevo, sea cual sea su contestación, la respuesta es mucho dinero, todo el que tengas o pueda la congregación sacarte.

Al fin y al cabo, Dios necesita dinero, siempre necesita dinero.