jueves, 17 de septiembre de 2009

La Gran Mentira


En vacaciones, el calor adormece y ralentiza los procesos del cuerpo humano y tal vez esa ha sido la principal causa del paréntesis que ha habido en este blog donde hablo de la evolución, de biología y, por supuesto de los Blables, protagonistas de mi proyecto informático donde pretendo simular un ecosistema sencillo pero fascinante en mi opinión. Por cierto, el letargo veraniego no es aplicable a los gatos; mi compañero de piso Pippo ha mostrado la misma vagancia que en invierno.

No he avanzado en la programación ni he descubierto noticia alguna de interés biológico (estoy deseando leer en alguna revista de prestigio el titular “Se presenta el primer tunicado a la presidencia de la República de Xanadú”) así que os contaré una historia que me ha impresionado durante casi todo el verano. No soy el autor de la investigación (ha sido extraida de Zeigheist) pero he disfrutado mucho siguiendo los pasos, buscando pistas (a veces en Wikipedia, por qué no?) y otras veces hablando con algunos amigos que guardan cierta relación con la historia que os pienso contar: La Religión. Ponte cómodo, prometo diversión, intriga y un emocionante descubrimiento.

MENTIRAS


Todo el mundo sabe qué es una mentira pero, ¿cuál es la mayor mentira del mundo? ¿Cuál es el record mundial, la mentira más gorda imaginable, la campeona? Imagina una gran mentira y esa quedará pequeña ante la enorme mentira de la religión. Piénsalo, la religión ha convencido a los hombres y las mujeres de que existe un señor invisible viviendo en los cielos ¿? Un señor que observa todo lo que haces en todo momento todos los días ¿? Ese señor invisible tiene una lista especial de cosas que no quiere que hagas y, si haces alguna de estas cosas de su lista, tiene un sitio especial, lleno de fuego, torturas, personas que se queman por la eternidad, un lugar de sufrimiento, dolor y tortura por antonomasia donde te enviará para que sufras, para que te quemes, para que grites y llores por siempre hasta el final de los tiempos!!... pero te ama.
Sí, te ama y necesita tu dinero; siempre necesita dinero! Es todopoderoso, lo sabe todo y lo controla todo pero por alguna razón no sabe manejar el dinero. Las instituciones religiosas amasan miles de millones, no pagan impuestos pero siempre necesitan un poco más. Bendita mierda!
Tenemos un número enorme de personas que invierten toda su vida al estudio para investigar basándose en datos y hechos comprobables, en hacernos la vida mejor, más saludable, en ampliar nuestros conocimientos siempre contrastando sus experimentos y los resultados de los mismos con la premisa de encontrar la verdad bajo criterios escrupulosos y exhaustivo análisis… y todavía el 87% de la población mundial sigue dando su dinero preferentemente a ese señor invisible y a sus reglas/mandamientos.

EL SOL

El Sol, desde hace 10.000 años antes de Cristo, ha sido objeto de esculturas y escrituras que reflejan el respeto y admiración de los humanos por este objeto. Es fácil entender por qué dado que todas las mañanas el sol sale imponente por el horizonte, trae la luz, el calor, la seguridad, salvando al hombre del frío y de las tinieblas repletitas de peligros. Sin él, las antiguas culturas entendieron que las cosechas no crecerían y que el mundo no sobreviviría. Estas realidades han hecho del Sol el objeto más adorado de todos los tiempos.

Del mismo modo, también fueron conscientes de las estrellas y su estudio les permitió conocer y anticipar acontecimientos sobre largos periodos de tiempo como, por ejemplo, las fases lunares. Catalogaron grupos celestes que hoy conocemos como constelaciones. La mayoría de estrellas visibles aún conservan sus nombres originales en árabe que fue en su momento una de las culturas que más interés mostró en estos objetos celestes.

La imagen que veis a un lado es la cruz del zodiaco, una de las imágenes conceptuales más antiguas en la historia humana y representa el transcurso figurativo del Sol por las doce constelaciones mayores en el transcurso de un año. También muestra los 12 meses del año, las cuatro estaciones, los solsticios y los equinoccios. El término zodiaco se debe al hecho de que las constelaciones fueron antropomorfizadas o personalizadas como figuras o animales. En otras palabras, las antiguas civilizaciones no se limitaron a seguir el Sol y las estrellas, personificaron con mitos elaborados que reflejaron sus movimientos y relaciones. El Sol, con sus cualidades de portador de vida y salvador de la misma fue representado como el enviado del invisible creador o Dios; también conocido como Dios Sol, la luz del mundo, el salvador de la humanidad. Del mismo modo, las 12 constelaciones representaron los lugares que el Dios Sol visitó y fueron identificados por nombres, generalmente representando elementos de la naturaleza que ocurren durante aquel periodo del año. Por ejemplo, Acuario, el portador de agua, que traía las lluvias primaverales.

HORUS

Horus (3000 antes de Cristo) es el Dios Sol del antiguo Egipto. Es el Sol antropomorfizado y su vida, como una serie de alegorías mitológicas, tienen que ver con sus movimientos en el cielo. Gracias a los antiguos jeroglíficos egipcios, sabemos mucho sobre este mesías solar. Por ejemplo, Horus, significando El Sol o La Luz, tuvo a un enemigo conocido como Set, la personificación de la oscuridad o la noche. Metafóricamente hablando, cada mañana Horus ganaba la batalla a Set, mientras que por la tarde Set vencía a Horus mandándolo a lo que llamaban el Mundo Subterráneo. Es curioso notar como “oscuridad contra luz” o “lo bueno contra lo malo”, siempre ha sido una de las dualidades mitológicas más conocidas y difundidas hoy en día de muchos modos.
De forma simplificada, la historia de Horus (3000 AC) es la siguiente: Horus nació el 25 de Diciembre de la virgen Isis María, su nacimiento fue acompañado por una estrella del Este, tres reyes la siguieron para encontrar y adorar al nuevo salvador. A la edad de 12 años fue un niño prodigio siendo maestro y a los 30 años fue bautizado por un personaje conocido como Anup dando así comienzo a su ministerio. Horus tuvo 12 seguidores que viajaron con él haciendo milagros como curar a los enfermos y caminar sobre el agua. Horus fue conocido por nombres como La Verdad, La Luz, El Sagrado Hijo de Dios, El Buen Pastor, El Cordero de Dios y muchos otros. Después de haber sido traicionado por Typhon, Horus fue crucificado, enterrado por 3 días y después resucitó.

Estos atributos de Horus, originales o no, parecen haber impregnado en muchas culturas en el mundo ya que aparecen en muchas otras divinidades generalmente con la misma estructura mitológica:

Attis de Phyrigia (1200 AC), nacido de la virgen Nana el 25 de Diciembre, crucificado y resucitado después de 3 días.
Krishna de la India (900 AC), nacido de la virgen Devaki, una estrella del Este señaló su llegada, hizo milagros con sus discípulos y a su muerte fue resucitado.
Dionisio de Grecia (500 AC), nacido de una virgen el 25 de Diciembre, fue un maestro viajero que hacía milagros como transformar el agua en vino. Fue llamado “Rey de Reyes”, “El Único Hijo de Dios”, “El Alfa y El Omega” y a su muerte fue resucitado.
Mithra de Siria (1200 AC), nacido por una virgen el 25 de Diciembre, tuvo 12 discípulos e hizo milagros. Tres días después de su muerte resucitó. También fue conocido como “La Verdad”, “La Luz” y muchos otros. Es interesante que el día sagrado dedicado a Mithra fuese el domingo.

La evidencia es que han habido numerosos salvadores en diferentes periodos en todo el mundo que tienen las mismas características. Y yo me pregunto, ¿por qué esas características?, ¿por qué todos nacidos de una virgen el 25 de Diciembre? ¿Por qué todos mueren y resucitan invariablemente después de 3 días? ¿Por qué todos 12 discípulos?

Buda Sakia (India)
Salivahana (Bermudas)
Odin (Escandinavia)
Chrishna (Indostán)
Bali (Afganistán)
Jao (Nepal)
Deva Tat (Siam)
Beddru (Japón)
Thor, hijo de Odín (Galia)
Gentaut (Mexico)
Ischy (Islas Formosas)
Fohi y Tien (China)
Prometeo (Caucaso)

Para descubrir las respuestas a estas preguntas deberemos echar un ojo al más reciente de todos ellos, el más “moderno” de los Mesías solares:
Jesucristo.



Nacido de la virgen María el 25 de Diciembre en Belén, anunciado por una estrella del Este que tres reyes siguieron para encontrar y adorar al salvador. Fue un niño-maestro a los 12 años, a los 30 fue bautizado por Juan Bautista y así empezó su ministerio. Jesús tuvo 12 discípulos con los que viajó haciendo milagros como curar a los enfermos, caminar sobre el agua, despertar a los muertos y fue conocido como “Rey de Reyes”, “El Hijo de Dios”, “La Luz del Mundo”, “El Alfa y Omega”, “El Cordero de Dios” y muchos muchos otros. Después de haber sido traicionado por su discípulo Judas fue crucificado, metido en una tumba y después de 3 días resucitó. Antes de nada, la secuencia del nacimiento es completamente astrológica.

ASTRONOMÍA - ASTROLOGÍA

La estella del Este es Sirio, la estrella más brillante del cielo nocturno. El 24 de Diciembre se alinea con las tres más brillantes del Cinturón de Orión. Estas tres estrellas son todavía hoy conocidas como Los Tres Reyes. Los Tres Reyes y la estrella más luminosa, Sirio, todas apuntan al lugar en el que el Sol sale el 25 de Diciembre. Esto es porque los Tres Reyes “siguen” la estrella del Este con el objetivo de encontrar el lugar del Sol naciente, el nacimiento del Sol. La vigen María es la constelación de Virgo. Virgo en latín significa virgen y el antiguo símbolo de Virgo es la “M” modificada. Esta es la razón por la que María, junto a las otras madres vírgenes (como Myrra de Adonis o Maya la madre de Buda) empiezan por “M”. Virgo es a veces llamada “La Casa de Pan” y la representación es una virgen con un haz de trigo y representan Agosto y Septiembre, el tiempo de las cosechas (esto me lo han recordado muchas veces mis abuelos) Belén, además, se traduce literalmente como casa de pan. Belén (Bethlehem) es por tanto una referencia a la constelación de Virgo, un lugar en el cielo, no en la Tierra.

Hay otro fenómeno interesante que ocurre el 25 de Diciembre; el solsticio invernal. A medida que nos acercamos al solsticio, los días se hacen cada vez más cortos y fríos. Desde la perspectiva del hemisferio norte, el Sol parece moverse hacia el Sur haciéndose cada vez más pequeño, Al acortarse los días y el fin de las cosechas, nuestros antepasados lo simbolizaron como el proceso de la muerte; era la muerte del Sol. Antes del 22 de Diciembre, la muerte del Sol es observada completamente y puesto que el Sol se mueve invariablemente hacia el Sur durante 6 meses, también es el día en el que se encuentra más bajo en el cielo.

Es ahora cuando ocurre una cosa extraña: el Sol para de moverse hacia el Sur, al menos por lo que visualmente se puede percibir, por 3 días. Durante estos tres días de pausa (22, 23 y 24 de Diciembre) el Sol reside en la posición de la constelación de la Cruz del Sur. Acto seguido, el 25 de Diciembre, el Sol se mueve 1 grado, esta vez hacia el Norte, trayendo consigo días más largos, el calor y la primavera. Por tanto, se dice que el Sol muere en la cruz, permanece por tres días y resucita. Esta es la razón por la que Jesús y numerosos dioses del Sol, comparten crucifixión, la muerte de 3 días y el concepto de resurrección. Es el periodo en el que el Sol cambia de dirección hacia el hemisferio Norte del planeta, llevando la primavera y, en consecuencia, la salvación.
En todo caso, nuestros ancestros no celebraron la resurrección del Sol hasta el equinoccio de primavera o Pascua. Esto es debido al hecho de que en el equinoccio de primavera oficialmente se derrota a las fuerzas de las tinieblas y el día se convierte más largo en duración que la noche y con ello las condiciones revitalizantes de la primavera surgen.
Pues bien, probablemente lo más obvio de todo sobre el simbolismo astrológico alrededor de Jesús, concierne a los 12 discípulos. Son sencillamente las 12 constelaciones del zodiaco, con lo que Jesús, siendo el Sol, viaja acompañado de ellas. De hecho, el número 12 es muchas veces repetido en toda la Biblia:

12 Tribus de Israel
12 hermanos de José
12 jueces de Israel
12 grandes Patriarcas
12 reyes de Israel
12 príncipes de Israel
Jesus en el templo a los 12 años


La Biblia, tiene mucho más que ver con astrología que cualquier otra cosa.

LA CRUZ DEL ZODIACO

Volviendo a la cruz del zodiaco o la vida figurativa del Sol, no fue más que una expresión artística o un instrumento para trazar los movimientos del Sol. También fue un símbolo espiritual pagano cuya simplificación es la imagen de la cruz con el círculo que la rodea.



Este no es un símbolo cristiano, es la adaptación pagana de la cruz del zodiaco. Es por esto que Jesús, en el temprano arte oculto es mostrado siempre con su cabeza sobre la cruz. Jesús es el Sol, el dios Sol, la Luz del Mundo, el Salvador Levantado,




“As long as I am in the World, I am the light of the World.” – Juan 9:5
“and go quickly, and tell is disciples that He is risen from the death” – Mateo 28:6
“and if you go and prepare a place for you, I will come again, and receive you” – Juan 14:3
“To give to the light of knowledge of the glory of God” – Cor 4:6
“Let us cast off the works of darkness and let us put on the armor of light” – Rom 13:12
“Verily, I say unto thee, except a man be born again, he cannot see the kingdom – Juan 3:3

La gloria de Dios que proteje contra las obras de la oscuridad, cuando es “Nacido otra vez” todas las mañanas y puede ser visto “venir en las nubes”, en el cielo, con su “corona de espinas” o los rayos del Sol.

ERAS - EDADES

De las muchas metáforas astrológicas/astronómicas en la Biblia, una de las más importantes tiene que ver con las Épocas (Eras o Edades – Age en inglés)

“I am with you always to the very end of the Age” – Mateo 28:20
“Either in this Age or the Age to come” – Mateo 12:32
“The harvest is the end of the Age” – Mateo 13:39
“Sign of your coming and the end of the Age” – Mateo 24:30
“In this Age and the Age to come” – Lucas 18:30
“Wise by the standards of this Age” – Corintians 3
“On whom the forfillment of the Ages has come” – Corintians 10
“Not only in the present Age but the Age to come” – Ef. 21
“And the powers of the coming Age” – Heb. 6
“He has appeared once and for all the end of the Ages” – Heb. 9
“King of the Ages” – Rev. 15
“of the former Age” – Job 8:8

A través de las escrituras, hay numerosas referencias a las Eras. Para comprender esto, deberemos estar familiarizados el un fenómeno astronómico conocido como la precesión de los equinoccios. Los antiguos egipcios, junto con culturas mucho más antiguas, reconocieron que aproximadamente cada 2.150 años el amanecer de la mañana del equinoccio ocurre en un signo diferente del zodiaco. Esto tiene que ver con un lento bamboleo que mantiene la Tierra al rotar sobre su eje llamado precesión porque las constelaciones se van retrasando en vez de atravesar el ciclo anual normal. La cantidad de tiempo que necesita la precesión para pasar por los 12 signos es aproximadamente 25.765 años. Esto es llamado también “El Gran Año” y las sociedades antiguas eran conscientes de ello. Hicieron referencia a cada periodo de 2.150 años como Era.

Precesión del equinoccio
Ciclo completo = 26.000 años
Era = 2.150 años


De 4.300 AC a 2.150 AC fue la Era de Tauro, el toro. De 2.150 AC a 1 después de Cristo fue la Era de Aries, el carnero, y de 1 DC a 2.150 DC es la Era de Piscis, la era en la que estamos todavía hasta el día de hoy. Alrededor del 2.150 DC y hasta el 4.300 DC entraremos en la nueva Era, la Era de Acuario.

Ahora bien, la Biblia refleja, hablando en general, un movimiento simbólico a través de tres Eras y se anuncia una cuarta. En el Viajo Testamento, cuando Moisés desciende del monte Sinaí con los 10 mandamientos, está muy contrariado de ver a sus gentes venerar un ternero dorado. De hecho, hizo añicos las tablillas de piedra y ordenó a sus gentes que se mataran para purificarse.

“Go in and out from gate to gate ans slay every man his brother, and every man his companion, and every man his neighbor” – Éxodo 32

La mayoría de eruditos bíblicos atribuirían esta cólera al hecho de que los israelitas estaban venerando a un ídolo desleal o algo por el estilo. La realidad es que el toro dorado es Tauro y Moisés representa la nueva Era de Aries con el carnero. Esta es la razón por la que los judíos incluso todavía hoy soplan el cuerno del carnero. Moisés representa la nueva edad de Aries y sobre la nueva Edad, todos deben liberarse de la antigua. Otras deidades marcan estas transiciones de mismo modo, como Mithra. Existen otros dioses contemporáneos representados matando un toro con la misma simbología.

Ahora Jesús es la figura que nos conduce a la siguiente Era de Aries; la Era de Piscis (o los dos peces) El simbolismo del pez es muy abundante en el Nuevo Testamento: cuando Jesús alimenta a 5.000 personas con pan y dos peces (Mateo 14:17) Cuando empieza su reinado caminando a lo largo de Galilea, se hace amigo de dos pescadores que lo siguen. Y creo que todos recordaremos haber visto alguna vez el “pez-Jesús” en la parte trasera de algún coche aunque tal vez pocos sepan su significado y relación con el movimiento astronómico de precesión de los equinoccios. Es un símbolo astrológico pagano para el reino del Sol durante la Era de Piscis.
La presunta fecha del nacimiento de Jesús es esencialmente el inicio de esa nueva Era. En Lucas 22:10, cuando Jesús es cuestionado por sus discípulos acerca de dónde sería la siguiente pascua después de su partida, Jesús responde: “Mirad, cuando estéis entrando en la ciudad, allí estará esperándote un hombre con un cántaro de agua. Síganlo hasta la casa en donde entre”. Esta sagrada escritura es con mucho una de las más reveladoras de todas las referencias astrológicas. El hombre del cántaro es Acuario, el portador de agua, descrito gráficamente como un hombre que vierte agua de un cántaro. Representa la Era después de Piscis y cuando el Sol, el Dios Sol, deja la Era de Piscis (Jesús), entrará en la casa de Acuario. Todo lo que está diciendo Jesús es que después de la Era de Piscis vendrá la Era de Acuario.
Todos hemos oído hablar del final de los tiempos y del fin del mundo. Aparte de las representaciones de los ilustradores en el libro de la revelación, la fuente principal de esta idea es Mateo 28:20 donde Jesús dice “Estaré contigo incluso hasta el final del mundo”. Sin embargo, en la traducción King James, “mundo” es una mala traducción entre muchas malas traducciones (¿habéis comparado alguna vez la Biblia de un Testigo de Jehová y una que no lo sea?) La palabra que en realidad se está usando es “Aeon”, que significa Edad; “Estaré contigo hasta el final de la Era (o Edad) Lo cual es cierto, pues la personificación solar de Piscis de Jesús terminará cuando el Sol entre en la Era de Acuario.


EL FIN DEL MUNDO

En su total concepto del fin de los tiempos y del fin del mundo, es en realidad una alegoría astrológica malinterpretada. Sólo en EEUU al menos 100 millones de personas creen que el final del mundo está por llegar. Los Testigos de Jehová fundamentan sus pilares ideológicos precisamente en esta idea y, en su “alegre” traducción de las sagradas escrituras, Era es traducida como Mundo. El símbolo de Jesús, además de ser un híbrido literario y astrológico, es más explícitamente un plagio del Dios Sol egipcio Horus. Por ejemplo, grabado hace aproximadamente 3.500 años (1.500 años antes del nacimiento de Jesús) en las paredes del templo de Luxor en Egipto, se describe con imágenes la proclamación, la inmacualada concepción, el nacimiento y la adoración de Horus. La idea del “nacimiento milagroso” es 15 siglos anterior al cristianismo. Las imágenes comienzan con el pensamiento de la anunciación que la virgen Isis concebirá a Horus. Luego, Nef, el fantasma sagrado deja preñada a la virgen y luego el nacimiento y la adoración. Esta es exactamente la historia de la concepción milagrosa de Jesús. De hecho, las similitudes entre la religión egipcia y la cristiana son tantas que prácticamente no hay diferencias. No las escribiré todas aquí, sin duda, pero algunas que me han llamado la atención, por ni siquiera cambiar los nombres, son:

Seb, el padre de Horus, era carpintero – José, el padre de Jesús, era carpintero
Petar fue el revelador de Horus – Pedro, el revelador de Cristo
Y el plagio continúa, el concepto de una gran inundación es común en todo el mundo antiguo con más de 200 diversas citas en diversos periodos y épocas. Sin embargo, uno no necesita mirar más lejos el origen del pre-cristianismo que la epopeya de Gilgamesh, escrita el 2.600 antes de Cristo.

Esta historia habla de una gran inundación ordenada por Dios, un arca con animales salvados e incluso el envío y regreso de una paloma entre otras muchas semejanzas.

Inundación de Gilgamesh
Global
A causa de los pecados humanos
Enviada por los dioses
Orden de construir un arca
Una sola puerta en el navío
Al menos una ventana.
Los pasajeros humanos eran familia.
Todos los tipos de animales de la Tierra.
La causa fueron unas fuertes lluvias
Soltar aves para encontrar Tierra
El amerizaje del arca fue en unas montañas
Sacrificio después de la inundación
Etc…


También encontramos la historia plagiada de Moisés. Sobre el nacimiento de Moisés, se dice que fue puesto en una canastilla de caramillo a la deriva en un río para evitar el infanticidio. Fue rescatado por la hija de un rey y criado por ella como un príncipe. Esta historia del bebé en la canasta fue sacada directamente del mito de Sargon de Akkad alrededor del año 2.250 antes de Cristo que coincide exactamente con lo anteriormente dicho. Además, Moisés es conocido como el donante de la ley, de los 10 mandamientos , la Ley Mosaica. Sin embargo, la idea de una ley que es traspasada por Dios a un profeta sobre una montaña es también un mito muy antiguo. Moisés es sólo un donante de la ley en una larga línea de donantes de ley en la historia mitológica. En India, Manou; en Creta, Minos subió al monte Dicta donde Zeus le dio las leyes sagradas y en Egipto tenían a Mises, quién llevó tablas de piedra sobre las cuales fueron escritas las leyes de Dios. Manou, Minos, Mises… Moisés.

Hasta los 10 mandamientos son tomados sin rubor del hechizo 125 del libro egipcio de los muertos. Lo que el libro de los muertos egipcio expresó era “No he robado” y se convirtió en “No robarás”, “No he matado” en “No matarás”, “No he mentido” en “No levantarás falso testimonio”, etcétera. A decir verdad, la religión egipcia es probablemente la base fundamental de los principios de la teología judeo-cristiana; bautismo, vida después de la muerte, el juico final, el alumbramiento virginal, la resurrección, la crucifixión, el arca de la alianza, la circuncisión, los salvadores, la sagrada comunión, la gran inundación, la pascua, la navidad y muchos más, son todos conceptos de la religión egipcia antigua. Preceden al Cristianismo y al Judaísmo hace mucho tiempo.

San Justino (100-165 DC), uno de los primeros historiadores y defensor del cristianismo, escribió: “Cuando decimos que Él, Jesús Cristo, nuestro maestro, fue concebido sin la unión sexual, fue crucificado, murió y se levantó otra vez, y subió a los cielos, no exponemos nada diferente de lo que usted cree referente a los que usted estima, los Hijos de Júpiter”. En un escrito diferente, San Justino dijo: “Era nacido de una virgen, acepte esto en común con lo que cree de Perseo”. Es obvio que Justino y los otros primeros cristianos conocían lo similar era el cristianismo con las religiones paganas. Sin embargo, Justino tenía una solución; en lo que a él se refería, fue el Diablo quien lo hizo (toma ya) El Diablo tenía la previsión de anteponerse a Cristo y creó esas características en el mundo pagano.


REALIDAD CIENTÍFICA HISTÓRICA


Cristianismo fundamentalista; fascinante! Los cristianos creen que el mundo tiene 12.000 años, ¡lo juro por Dios! Seguro que conoces a alguno, pregúntale ¿aceptas los fósiles de los dinosaurios? La respuesta estándar es “Dios los puso ahí para probar nuestra fe”. Sin duda, algún Dios puso a los cristianos en este mundo para probar mi propia fe.

La Biblia no es más que un libro híbrido de literatura astro-teológica como casi todos los mitos antes que ella. Realmente, el aspecto de transferencia de un atributo de carácter a un nuevo carácter se puede encontrar dentro del mismo libro. En el Viejo Testamento esta es la historia de José; era un prototipo para Jesús, nació de un parto milagroso (Jesús nació de un parto milagroso), tenía doce hermanos (Jesús tuvo 12 discípulos), José fue vendido por 20 piezas de plata (Jesús lo fue por 30), el hermano Judah sugiere la venta de José (Judas vendió a Jesús), José empezó su trabajo a los 30 (Jesús empezó su reinado a los 30) y las similitudes siguen y siguen.

Siendo realistas, ¿existe alguna evidencia histórica de que un hombre llamado Jesús, hijo de María, que viajó con 12 seguidores curando a las personas y cosas por el estilo? Hay numerosos historiadores (24 en total) que vivieron en los alrededores del Mediterráneo ya sea durante o poco después de la presunta vida de Jesús. ¿Cuántos de estos historiadores documentan esta figura? Ninguno.

Plutarco (46 DC - 119 DC)
Séneca (4 DC – 65 DC)
Justo de Tiberia (¿? - 80 DC)
Petronio (¿? – 66 DC)
Y hasta 24 historiadores con credibilidad y una infinidad que carecen de la misma sin hacer referencia alguna.

Sin embargo y para ser justos, eso no quiere decir que los defensores del histórico Jesús no hayan intentado lo contrario. Se alude a cuatro historiadores para justificar la existencia de Jesús; Plini el joven, Suetonius y Tacitus son los primeros tres. Cada una de sus alusiones a Jesús constan de solamente algunas frases, en el mejor de los casos hacen referencia a los Cristos o al Cristo que, a decir verdad, no era un nombre, era un título o adjetivo y significaba “el ungido”. El cuarto origen es Josephus y esta fuente ha sido demostrada ser una falsificación durante cientos de años. Lamentablemente, todavía hoy es tomada como verdadera.

Amo a vé, un señor que resucitó de entre los muertos y ascendió a los cielos para que todo el mundo lo contemplase y que realizó muchos milagros, debería haber logrado entrar en los registros históricos. No lo hizo porque los historiadores actuales (que son científicos en definitiva) sopesan las evidencias y encuentran que hay altas probabilidades de que la figura conocida como Jesús ni siquiera existió.

“La religión Cristiana es una parodia de la adoración al Sol, en la cual pusieron a un hombre llamado Cristo en el lugar del astro y le ofrecieron la adoración originalmente pagada al Sol” – Thomas Paine (1737 – 1809)



MANIPULACIÓN Y CONTROL

Siendo académicamente correctos en lo que entendemos y en lo que sabemos que es cierto, el Cristianismo apenas se basa en la verdad. Descubrimos como el Cristianismo fue nada más que una historia romana políticamente desarrollada. Jesús era la deidad solar de la secta Gnóstica Cristiana, de la misma manera que otros dioses paganos, era una figura mítica. Fueron las instituciones políticas las que crearon la figura histórica de Cristo para obtener un control de la sociedad. En el 325 DC en Roma, el emperador Constantino convocó el consejo de Nicea. Fue durante esta reunión que las doctrinas cristianas políticamente motivadas fueron establecidas y empezó una larga historia de derramamiento de sangre y fraude espiritual. Durante los siguientes 1.600 años, el Vaticano mantuvo un férreo dominio político en toda Europa, conduciendo a la humanidad a unos períodos “felices” como la edad oscura y al mismo tiempo sucesos “instructivos” como las cruzadas y la inquisición. La cristiandad, junto con todos los demás sistemas teístas basados en creencias, es el fraude de la Era. Respalda la sumisión ciega a la autoridad, reduce la responsabilidad humana al hecho de que Dios lo controla todo y crímenes horribles pueden ser justificados en nombre de la voluntad divina. Y lo más importante, otorga poder a aquellos que saben la verdad pero usan el mito para manipular y controlar sociedades.

“La religión nunca podrá reformar a la humanidad porque religión es esclavitud” – Robert G. Ingersoll (1833 – 1899)

No es tema de debate para los creyentes que algunos tengamos el mal gusto de cuestionar la veracidad de las creencias. Los guardianes de la fe no entran en debates, ignoran o denuncian de blasfemo al que lo cuestione y se quedan tan anchos. Los amables, educados y siempre impecablemente vestidos Testigos de Jehová, son mucho más agresivos con este tipo de acciones de desprecio y mirar a otro lado. Sí, la palabra es agresivos y su definición es el mito dentro del mito con un trasfondo pura y únicamente económico detrás de todo su montaje y sus manipuladas traducciones de las Santas Escrituras. La próxima vez que te encuentres con un Testigo de Jehová en la puerta de tu casa y te quiera hablar de la Biblia, pídele cortésmente que te permita verla (siempre llevan una encima) y pregúntale por qué en su “Biblia” no pone “Biblia” en la portada. Sea cual sea su respuesta (que la tienen prefabricada de antemano y te darás cuenta por la rapidez de respuesta y desenvoltura) debes saber que no pone Biblia porque su traducción no ha sido aceptada por las instituciones pertinentes por ser inexacta y manipulada. Pregúntale luego cuánto cuesta ser Testigo de Jehová. De nuevo, sea cual sea su contestación, la respuesta es mucho dinero, todo el que tengas o pueda la congregación sacarte.

Al fin y al cabo, Dios necesita dinero, siempre necesita dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario