martes, 16 de febrero de 2010

PERPETUUM MOBILE

Se dice que la física de nuestro universo impide que ninguna máquina pueda funcionar sin más energía que un primer impulso que la ponga en marcha. A esta imaginaria máquina se la conoce como Móvil Perpétuo o Perpetuum Mobile y no pocos han intentado construirla, incluso lo intentó el mismísimo Leonardo Da Vinci.

Digo intentar porque gracias a nuestros actuales conocimientos sobre física sabemos que es imposible ya que estaría en contra de las leyes de la termodinámica. Es curioso que en el mundo científico se evite el uso de la palabra imposible ya que nunca sabremos qué nuevo descubrimiento ampliará nuestras fronteras del conocimiento poniéndonos en disposición de tecnología que parecería quimérico. Aún así, en el caso del Perpetuum Mobile, la ciencia es categórica y lo define como el objeto imposible. Pero, ¿qué dice la ciencia tan rotundamente como para catalogar de imposible un simple objeto que no rompe ninguna ley espacial ni temporal? La culpa la tiene la primera ley de la termodinámica.

Los principios de la termodinámica son posiblemente unos de los más conocidos y estudiados ofreciendo una inusual estabilidad científica durante siglos. Todo intento de construcción de esta máquina imposible es rápidamente despreciado por la comunidad científica ya que invariablemente se trata de errores de comprensión de las leyes de la física. Son tan conocidos las leyes de la termodinámica que el mismo Leonardo Da Vinci diseñó un sistema que demostraba la imposibilidad de tal quimérica máquina. El experimento lo realizó sobre una rueda y pesos; todo un prodigio de ingenio.

Con toda la comunidad científica en contra, con el mismísimo Leornardo Da Vinci dando la espalda, Galileo Galilei desdeñando cualquier intento… y aún así me he dado el gusto de entretenerme un rato pensando cómo narices se podría diseñar una máquina que aprovechase ese impulso inicial para desencadenar un movimiento que no tuviese fin, para autoalimentarse cinéticamente sin necesidad de ninguna energía externa… En este punto es cuando, tú igual que yo, ves que eso no se sostiene y vuelves a leer a los gigantes y los admiras más que nunca.

"Yo tuve la oportunidad de ver muchas
cuadraturas del círculo, móviles perpetuos
y muchas otras demostraciones imaginarias
que resultaron falsas"
R. Descartes (1596-1650)

"Buscadores de movimiento perpetuo cuantas ideas frívolas habéis arrojado al mundo!"
Leonardo da Vinci (1452-1519)

"Las máquinas no crean fuerza; ellas sólo la transforman,y todo aquél que espere otra cosa no comprende nada en mecánica"
G.Galilei (1564-1642)



No hay comentarios:

Publicar un comentario