jueves, 30 de julio de 2009

Carnívoros voraces

Hoy he ido a la playa después del trabajo y no he podido evitar pensar en las medusas que tanto azotan el mediterráneo últimamente.

Como comenté anteriormente, las medusas tienen el honor de estar catalogadas como el primer animal que apareció sobre la Tierra así que he pensado en hablar un poco sobre ellas y así tomarme un descansito de tanto programa que te programa. Además, tengo al músico de vacaciones y falto de inspiración según comenta así que, vamos a ver un poco más de cerca a este bello y fascinante animal.
¿Algo que ya sabemos? Pues que carecen de cerebro o de cualquier centro nervioso, no tienen esqueleto e incluso no tienen corazón pero hace cientos de millones de años que cimbrean sus gelatinosos cuerpos por los océanos. ¿Eficacia evolutiva? Sin duda. Sería una de las pocas especies que se beneficiaría del cambio climático.

Las medusas son carnívoros realmente voraces. La ortiga de mar, por ejemplo, puede consumir diariamente todo el zooplacton de una bahía en 24 horas. Una capacidad extraordinaria teniendo en cuenta los pobres resultados de mis Blables que a ciegas, como las medusas, no consiguen un gran éxito alimentándose.

La medicina ha hecho un extraño uso de estos animales extrayendo sus cnidocistos (las células urticantes de sus tentáculos) como substitutos de las tradicionales jeringuillas, con usos como para suministrar anestésia, tratar el acné, inyectar insulina a los diabéticos o incluso tatuar.

La cocina también ha hecho buen uso de la medusa. ¿Adivinas qué cocina aprovecha a este animal? La cocina japonesa tiene un sabroso plato hecho a base de medusa laminada semiseca aderezada con sal y aceite. Según he podido saber, parece bacon y sabe a patata.

Una empresa alemana ha creado un par de medusas artificiales o medusas-robot: la primera es acuática y la segunda es aérea. Según parece, la acuáticas son capaces de tomar decisiones en base a su entorno y comunicarse además con sus vecinas. La aérea me parece de una belleza extraordinaria.



Para los que como yo han pasado de tener cierto miedo a encontrarse una medusa a sentir cierta admiración por ellas, existen varias alternativas para disfrutar de tan elegantes animales en casa: el acuario de medusas.

La alternativa barata y "sencilla" es adquirir este ingenioso aparato por USB que, con unas medusas de plástico, simulan el grácil movimiento de las reales. Digo "sencilla alternativa" porque, claro está, necesitas de un pc para que funcione aunque eso posiblemente no sea un problema salvo que leas esto desde un ciber-café.

Otra posibilidad es directamente adquirir un acuario de medusas de las de verdad. Hasta donde yo sé sólo hay una empresa que se dedica a construir acuarios exclusivamente para medusas. Sus cuerpos delicados necesitan de ciertas características como, por ejemplo, la ausencia de aristas o esquinas.

Si quieres un acuerio de medusas para decorar tu precioso piso, puedes visitar Jellyfishart y realizar una consulta de precios. Con una iluminación adecuada tendrás uno de los ambientes más espectaculares para tu salón, dormitorio o el lugar donde elijas colocarlo.

Existe también cierta bibliografía al respecto del cuidado y alimentación de las medusas. No estaría de más leerse algunos libros ya que el precio de estos animales no es precisamente bajo; recuerda que no puedes irte al mar con una red y traerte una medusa de la playa, no sobreviviría mucho tiempo sin sus condiciones naturales. Y por último, recuerda tener cuidado al alimentarlas o al limpiar el acuario, existen especies con venenos realmente potentes capaces de paralizar a un adulto. Tal vez podrías ser su cena.

(pulsa aquí para ver la entrada más reciente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario