martes, 16 de junio de 2009

Evolución y Destino

Todos los días la gente me para por la calle exigiéndome que escriba menos y programe más. Algunos amigos ya están empezando a pensar en no hablarme hasta que no concrete en resultados las ideas que voy lanzando en esta web. Me echan en cara el tema de la memoria del Blable, me recriminan que haya planteado un comportamiento mamífero (idea de Lourdes, por cierto) en el que la cría de Blable depende de la madre hasta cierta edad y no haya escrito ni una línea de código sobre el tema. Me gritan, me empujan y me insultan por la calle. “Un hombre tiene diez dedos y una sola boca, así que programa más que hables” han escrito amenazantemente en la puerta de mi casa.

Pues yo creo que están equivocados; Blables, el Proyecto Evolutivo ha cambiado y mejorado mucho en sólo 5 meses. Hay que tener en cuenta que sólo cuento con mis diez dedos (reconozco que programo sólo con dos, en realidad uso más dedos con el ratón que con el teclado!) y con poco tiempo fuera de mi trabajo. Aun así, he visto salir de una libreta para convertirse en un blog, de un cuadrado azul a un rechoncho Blable, de una celda negra a un amenazador iTER y, de un movimiento brusco y mecánico, a una suavidad digna de los mejores videojuegos (de los 90s, claro jeje)




BLABLES
Han pasado de ser un punto rosa o azul (dependiendo del sexo) a tener cara y ojos. Lo mismo para los iTERS que además de ser realmente bonitos visualmente, ahora tienen un nombre heredado del proyecto ese de fusión internacional. Por cierto, para aquellos piratas y piratillas que piensen que por llevar pata de palo, parche en el ojo y loro en el hombro voy a ser igual que ellos, decirles que pagué religiosamente por los derechos de uso de los diseños y, aunque no diría que soy dueño de los mismos, sí puedo decir que tengo cubierto legalmente el uso y comercialización de los mismos. Hala! (me hace gracia que haya pagado por esto, por comprar chupetes on-line, algún libro y nunca ¡¡nunca!! haya pagado por un producto de Microsoft jejeje Tapa, tapa que se me ve el loro!)



Mejoras Futuras: movimiento fluido. Ayer el destino me regaló casi dos horas de espera en un complejo de oficinas muy bonito de una de las zonas más modernas (que no modernista) de Barcelona. El caso es que durante ese tiempo, y acabé agotado por cierto, estuve caminando de izquierda a derecha y de derecha a izquierda a todo lo largo de la plaza que formaban unos modernos (que no modernistas) edificios con más cristal que cemento. Tanto caminar mirando al suelo me hizo caer en la cuenta que estaba formado por una especie de “celdas” y pensé que yo era un Blable que se movía de una casilla a otra. Rápidamente caí en la cuenta que mi movimiento era fluido, sin saltos, sin desaparecer en una celda para aparecer en la otra (*) y pensé en adaptar esta fluidez a los Blables. Parece complicado, ¿verdad? pues hice los cálculos matemáticos de cabeza que espero poder explicar en la próxima entrega.




SONIDO
No imaginé nunca la simulación con sonido y, a día de hoy, tiene música, efectos de sonido e incluso videos en YouTube. Increíble! Los efectos de sonido han sido sacados de una base de sonidos que el Ministerio de Educación y Ciencia pone a disposición de los internautas.

Mejoras Futuras: me gustaría que la simulación tuviese efectos de sonido como, por ejemplo, cuando come, cuando encuentra una Blabla (o un Blable), cuando es perseguido por un iTER, etc. Creo que daría mayor realismo el hecho que, el individuo activo, sea Blable o sea iTER, manifestara con sonidos sus acciones. Si te gusta la idea y conoces un banco de sonidos gratuito del cual poder echar mano (o compilador), dímelo.

He recibido muchas quejas (2 ó 3 en realidad) sobre el hecho de “hablar mucho y avanzar poco” y es cierto, al igual que también es cierto que el objetivo no es completarlo, es el camino. No haré la promesa típica de “prometo trabajar más” o “prometo escribir mañana sobre tal o cual”; creo que el proyecto camina solo sin mi ayuda y, visto lo anterior, la evolución no es sólo cosa de los Blables.


(*) Un inciso para compartir un pequeño secreto de Lirondo: Si pudiésemos ver el movimiento del Blable a cámara lenta veríamos que en realidad es al revés; primero se mueve a la celda de destino y después se borra de la anterior. Por lo tanto, por una pequeña fracción tiempo, existen dos Blables simultáneamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario