miércoles, 3 de junio de 2009

El Futuro de los VideoJuegos

El proyecto Blables comenzó como una experiencia científica que, mediante un programa informático, pretendía simular un ecosistema sencillo pero regido por las reglas básicas de la naturaleza como la competencia entre especies por los recursos del entorno, las leyes evolutivas, la selección natural del mejor adaptado y la genética de Mendel.

Al principio no era más que una cuadrícula con celdas de colores y mucha imaginación. Vamos, que tenía peor cara que los pollos del Carrefour. Sin pretender ser un videojuego, poco a poco empezó a tener algo de forma, personajes, sonido y una apariencia mucho más amigable que la primera rejilla de colores. Eso sí, siempre sin perder la perspectiva ni el foco, ¡al contrario!, cada vez tenía más funcionalidades que le daban más realismo a la simulación como la comunicación entre individuos (en caso de existir un peligro), el cuidado de las crías (al más puro estilo mamífero) o la más reciente de las funcionalidades; la memoria.

No sólo no descarto añadir características al mundo virtual que estoy creando sino que invito a todo el que me cruzo. Tú mismo puedes dejarme un comentario con tus sugerencias al final de este texto indicando que, como no podría ser de otra manera, las mejores ideas y mejoras no han salido de mi cerebro, han sido sujerencias de terceros.

Pues bien, ¿se convertirán los Blables en un videojuego? Creo que para algunos sí y para otros no. En cualquier caso estoy muy desfasado como programador de juegos visto como está el mercado y Microsoft ha dado no sólo la última vuelta de tuerca en este lúdico mundo; ha dado doce vueltas de un solo golpe. Tanto si te gustan los "marcianitos" como si no, échale un vistazo a lo que nos promete Microsoft con su XBOX 360 Project Natal. Sin palabras.




Prometo que si Blables se convierte en un éxito mundial, con peticiones desde todas las partes del globo para que lo traduzca a 4000 idiomas y me hago rico en una semana vendiendo licencias del juego, hago una versión para esta increible consola. ¿Que no? Que me quede cojo de las tres piernas si no cumplo mi promesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario