viernes, 3 de abril de 2009

La Evolución da una vuelta de tuerca con los Tunicados


Los Tunicados son unos animalitos que viven en el mar y que se dedican a filtrar el agua para obtener alimento. Si quieres saber más sobre ellos te recomiendo Wikipedia (aquí) que, dicho de paso, ha provocado el cierre de la enciclopedia Encarta de Microsoft tras 16 años (El País Marzo 2009)

Volviendo a los Tunicados, se diría que la Evolución ha dado un giro inesperado con estos animalitos. Cuando nacen, cuentan con un cerebro y un sistema nervioso que les permite moverse, conocer su entorno y buscar un sitio donde anclarse, normalmente piedras del lecho marino. Una vez allí, se comen su propio cerebro porque simplemente ya no lo necesitan y se dedican simplemente a filtrar agua de mar.

Es asombroso cómo estos animalejos han evolucionado para tener un cerebro que lo usan únicamente para encontrar un lugar donde vivir y, una vez lo han encontrado, se desprenden, o mejor dicho, se comen, su propio cerebro por la simple razón de no necesitarlo.

Eduardo Punset, un excelente divulgador científico y magnífico comunicador, ha comparado alguna vez la vida de los tunicados con la esperiencia vital del funcionario que, después de hacer uso de su cerebro para pasar unas oposiciones, se asienta en su despacho y fagocita su propio cerebro porque no lo necesita. Es una graciosa comparación que nada tiene que ver con la realidad ya que tunicados hay en todos los lados así que, ¡no seas un tunicado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario