miércoles, 25 de marzo de 2009

Dios no tiene botón de reinicio

Algunos definen el principio de todo hace 13 mil millones de años con una magnífica explosión, otros tal vez no hace tanto con un soplo divino, costillas, serpientes y manzanas, y otros simplemente no se han preguntado nunca por los orígenes. Sea cual sea la opción de cada uno, hay una cosa común para todos y es que no hay vuelta atrás (undo) ni tampoco botón de reinicio.

La vida siempre sigue hacia adelante y si una especie se topa con un cambio climático de sopetón y no tiene la capacidad de adaptarse... pues nada, desaparece y santas pascuas. Otro debate sería si, esa misma especie, sufre un sobrecalientamento global (pongamos 10 grados, para ir sobradetes) y realmente sí tiene la capacidad de perder el pelo, de aumentar sus partes acras para disipar mejor el calor, no sé, le crecen las orejas como al elefante africano y las usa a modo de ventilación, y... mmmm, por ser imaginativos, sus pies se hacen más pequeños para tener el mínimo contacto con el caliente suelo. Pues bien, con esta capacidad de adaptación, ¿no estaríamos hablando de que la especie original ha desaparecido? En realidad han sabido adaptarse pero tal vez a costa de ser "otra cosa".

Todo esto es para explicar que lo justo sería que en Mondo Lidondo no existiese el botón de reset, que la partida continuase indefinidamente. Al apagar el ordenador, todos los progresos de los Blables iría al traste sin posibilidad de recuperar ese estado anterior. Para ello, acabo de diseñar lo que voy a llamar GODRESET y no es más que una funcionalidad que guarda a disco el estado actual de Lirondo para que pueda ser recuperado en cualquier momento sin tener que empezar de nuevo.



Otra aplicación es recuperar la partida en caso de cuelgues inesperados de Windows. A mí nunca se me ha pasado pero he oído por ahí que se ha dado algún caso.

¿Difícil? En realidad no. Para los más técnicos se trata de un snapshoot del estado actual. Fijándome en el proceso, el uso de memoria ráramente necesita de más de 2Mb por lo que intuyo que la versión final puede rondar los 600Mb más o menos. Será fácil recoger toda la información y guardarla en un ficherito.




En cualquier caso, Dios nunca usó el reset, ¿verdad? No, espera, ¿y el diluvio universal? Más que universal tendría que llamarse terrenal pero eso ya es otra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario