martes, 31 de marzo de 2009

Blables, iTERS y demás amiguitos

¡Ay, qué dolor! rezaba la canción aquella de los Inhumanos allá por los ochenta. Ayer no fui capaz de acabar con el Nivel 2 de Visión porque la complejidad crecía a medida que avanzaba. A todo ello se juntó el cansancio de no haber dormido mucho el día anterior y que había vivido una maravillosa jornada laboral. Además, aquí ha hecho frío, un poco de viento, lluvia... claro, llegas a casa, te tomas un caldo que te dejó preparado tu madre y a los 45 minutos estás pensando que mejor apagas el pc y te vas a dormir. Hoy creo que podré acabarlo.

Una vez relatadas las desventuras de un programador aficionado, quiero presentar a los nuevos amigos de mis queridos Blables. Con ellos, se abre un mundo nuevo de posibilidades, por ejemplo, la creación de un super-depredador (o SiTER) que campe a sus anchas por Lirondo sin que nada ni nadie lo detenga y de apetito voraz. Bueno, no me alargo más y os presento a la familia Blable:

BLABLE
de origen desconocido, se dice que nació debajo de una col aunque otros lo niegan. De color azul pastel y rosa. De tacto blando y suave, vegetariano y con agresividad escasa.

iTER
La estrella de la cadena alimentícia, un depredador en toda regla, de costumbres carnívoras y poco amigo de los Blables.


SiTER
El Super iTER, máximo exponente de los depredadores carnívoros. De movimientos rápidos y ágiles, cuenta con visión total de Lirondo.



NIG-AIR
Personaje afrolirondiano caracterizado por su densa y frondosa cabellera. Sin objetivos aparentes, se le conoce como amigo de los Blables e incomestible para los iTERs



TiNTeNFiS
Suele recorrer Mondo Lirondo en busca de árboles donde esconderse. De vez en cuando atrapa algún iTER y lo devora. No suele hacer caso de los Blables; según comenta, algo que sólo come verde no puede estar sabroso.







¿Qué os parece? Tal vez Blables se acabe convirtiendo en un juego para niños en vez de un estudio serio y sesudo sobre biología y evolución genética informatizada. Tal vez deba dejar que Blables acabe siendo lo que "él" quiera ser o, mejor todavía, que sea ambas cosas: un entorno divertido y a la vez complejo, tal vez como un acuario, un espacio bonito, con plantitas, peces de colores, burbujitas, pero no deja de ser un ecosistema con toda su complejidad biológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario